¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

3ª division grupo XVII-1

# Equipo PJ PG PE PP PTS
1 CAD 24 20 1 3 61
2 FCAR 24 15 4 5 49
3 DHER 24 14 5 5 47
4 ALCH 24 12 5 7 41
5 ISL 23 10 6 7 36
6 POZ 24 10 4 10 34
7 SALL 24 10 3 11 33
8 CEUT 23 9 3 11 30
9 BEN 24 9 2 13 29
10 CAMP 24 8 3 13 27
11 VIL 24 8 3 13 27
12 SKLP 24 7 5 12 26
13 SEV 24 7 2 15 23
14 ONUB 24 4 2 18 14

CTAFS / Cádiz

Los colegiados Páez Rueda y Estrada Rocha, van de oca en oca y tiro porque me toca. El sábado 02-12 en el partido del grupo 17º de Tercera División entre el Cádiz CFV – UD. Alchoyano, hicieron un escarnio con el equipo de la ruta del toro  donde una metralla de amonestaciones y expulsiones abusando de su poder es su mejor defensa cuando incumplen el reglamento y son advertidos de su error por parte del equipo Gazul. Como premio a su ineptitud en sus obligaciones como árbitros una semana después dirigen el Surhogar Isleño - F.C. Brandt Tragusa.
 
Errores de apreciación siempre las habrá en los partidos, unas veces salen perjudicados unos y otras otros, pero cuando el que arbitra es Páez Rueda los errores se multiplican. El colegiado isleño antes de árbitro fue un jugador de nivel normalito y mejor que sus compañeros debería saber la tensión que los jugadores mantienen en la cancha.  Su mediocridad como jugador no la ha mejorado como árbitro, todo lo contrario, utiliza las tarjetas como defensa a su falta de conocimiento de los que es el reglamento.
 
Si en la jornada 11º maestro y alumno incumplían el reglamento protegiéndose con las tarjetas, en la jornada 12º como árbitros de perfil mediocre repiten errores con mayor gravedad. Restaban 15’26” minutos de la segunda parte del partido Surhogar Isleño - F.C. Brandt Tragusa, correspondiente al grupo 17º de Tercera División, y tras sancionarse una falta a favor del conjunto de Carmona, el jugador isleño Fernando, se va con malas maneras al colegiado  Estrada Rocha al que empuja con su torso a la vez que con malos modos alzando la voz manifiesto “eso no es falta”. El joven colegiado de forma sorprendente solo amonesta al jugador local cuando la acción es de clara expulsión. Fernando que ha visto que puede navegar a sus anchas por el partido continúa con su rifirrafe con los árbitros, y Páez Rueda; que se tragó el error del compañero, sabe que el jugador debió ser expulsado, y en cuanto oye a Fernando decirle a su banquillo “sustituirme porque si no le voy a tener que dar un guantazo” se va hacia el jugador al instante cuándo está siendo sustituido y le saca la tarjeta roja. Lo más grave incumpliendo una vez más el reglamento está permitir que el Surhogar Isleño continúe con cinco jugadores en pista, cuando durante dos minutos debió de estar con cuatro por la expulsión de Fernando. Su grave error perjudico seriamente al  F.C. Brandt Tragusa.
 
Árbitros como Páez Rueda que semana tras semanas demuestran su ineptitud como colegiado no deberían estar dirigiendo partidos ni de solteros contra casados.  En cuanto el joven Estrada Rocha –aún está a tiempo-, si quiere ser un buen árbitro, debe saberse y hacer cumplir el reglamento e intentar hacerlo lo mejor posible en las apreciaciones. Ser un árbitro cobarde denigra la imagen de un colectivo que merece un respeto.
 
Fran Gago