¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Moli / UMA Antequera

Moli: No tenemos nada que perder ante un rival de superior categoría y vamos a darlo todo.

La bolita que nadie quería en el sorteo para decidir las semifinales de la Copa de Andalucía -Jaén Paraíso Interior- le toco a UMA Antequera que tendrá que vérselas a partir de las 18.00 contra el glorioso. Este duelo supone un test de máximo nivel para el nuevo proyecto de Manuel Luiggi Carrasco “Moli”. La pasada campaña se convirtió en uno de los mejores clubes nacionales con su clasificación -cuarta plaza- al término del campeonato, aunque no pudo superar la primera ronda del play-off por el título.
 
Los universitarios guardan un grato recuerdo de los envites con el plantel amarillo en su ascenso a la élite nacional. La primera victoria liguera de la campaña 2015/2016 se produjo en La Salobreja (5-6) y la vuelta en el Argüelles cayó del lado visitante (1-5). En tierras jiennenses se reencuentran para dirimir una plaza en la final de la Copa Andalucía. El choque permite aumentar la exigencia de los compromisos preparatorios anteriores y observar el comportamiento de los protagonistas en cada una de las situaciones de juego. Cualquier despiste en la cancha otorga una ventaja al adversario.
 
“Dentro de la pretemporada todos los partidos son especiales, porque estamos construyendo los sistemas, mejorando lo que debemos hacer bien y corregir cosas. Al jugar contra Jaén se puede hacer todo lo anterior, pero a un nivel más exigente. Es uno de los cinco o seis mejores conjuntos de Primera División. No tenemos nada que perder ante un rival de superior categoría y vamos a darlo todo. Estos son de los encuentros a los que la gente sale motivada, sin animarlos mucho, y enganchados desde el primer instante. Sabemos que cualquier error lo vamos a pagar caro por la calidad que hay enfrente. En definitiva es un compromiso más de preparación, con mucha más exigencia del rival, y nos viene muy bien para lo que queremos conseguir antes del inicio de Liga”, puntualiza Moli.
 
Las piezas de UMA Antequera intentan encajar en un bloque forjado de ilusión para repetir el nivel exhibido en el pasado ejercicio. Aún necesitan apurar la puesta a punto y llegar en plenas condiciones a la competición oficial. “Me quedan muchas cosas que ver. Los nuevos que se incorporan vienen de otros equipos y, es verdad, que tienen mucha respuesta, calidad y se les ve que han jugado a esto desde niños, pero ellos deben adaptarse a los sistemas que imponemos y a las características de nuestro juego. No les viene mal estar acostumbrados a otra forma de defender o atacar, aquí será igual añadiéndole un ritmo mucho más fuerte y exigente. El guión lo pide. Todo lo que hagamos debe ser a la máxima velocidad y precisión posible, no se admite la relajación, para poder sorprender a Jaén. Hay que cuidar los pequeños detalles que marcan la diferencia”, analiza el preparador.