¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Miguel Conde / UMA Antequera

El vestuario universitario renovó a sus capitanes al inicio de la pretemporada tras  la retirada de Tete. Crispi asumió la carga de portar el brazalete y la compartirá con Miguel Conde. El ala natural de Cuevas del Becerro mantiene una evolución dentro del club admirable. Llegó como un chaval prometedor que captó la atención de Manuel Luiggi Carrasco “Moli”. Bajo la supervisión del técnico ha ido quemado todas las etapas previstas en su proyección profesional hasta convertirse en uno de los puntales del proyecto deportivo. Seis campañas vistiendo la camiseta verde han sido suficientes para moverse en la cancha como un jugador total capaz de defender y atacar con garantías.
 
A Miguel Conde le ha sentado de maravilla la admisión de nuevas responsabilidades en la escuadra antequerana. En las tres primeras jornadas del campeonato, el 5 se ha posicionado al frente de la tabla goleadora con tres dianas, aunque lo que principalmente le define en la pista es su carácter ganador y la lucha incansable en la búsqueda de los tres puntos. La pegada desde larga distancia concede múltiples soluciones en ataque al abrir defensas, poner a prueba al cancerbero contrario o finalizar las acciones de estrategia dibujadas en la pizarra del entrenador. 
 
“Hicimos un buen partido tanto en defensa como en ataque a pesar de haber perdido 2-0.  Supimos contrarrestar sus armas, ellos juegan bastante bien. Un equipo muy dinámico que siempre aparece entrelíneas, sabe como atacar y defiende bien las transiciones. Sabíamos que no nos iban a regalar nada y así fue. En la primera parte tuvimos casi dos mano a mano con el portero, agarraron a Carlos y Cala, y eran dos goles cantados. Por nuestra parte estaba claro cómo atacar, aprovechamos la baza de Miguel Fernández que es un pívot fantástico que aguanta la pelota de cara y eso les hizo mucho daño. Jugamos muy bien en el primer acto, ya en el segundo, el físico hizo mella y los chavales del Barça B están muy bien preparados y dieron un paso adelante. Nos costó más a partir de entonces, pero en ningún caso creo que fuéramos merecedores de la derrota”,  asegura.
 
Tres puntos de nueve posibles no se asemejan con el comienzo esperado en la entidad. El rendimiento del equipo dista mucho de lo que en la tabla clasificatoria se refleja. El ala malagueño aporta sus sensaciones respecto a los primeros compromisos en los que ha faltado una mayor precisión en la finalización para mejorar los resultados. “Me encuentro bastante cómodo dentro del grupo. Ya tenemos la base del año pasado con Juanra, Miguel Fernández, Óscar, Crispi, Conejo, Gonzalo y David. Somos amigos y dentro del vestuario me siento muy bien, además los compañeros nuevos se están adaptando perfectamente. Y a nivel deportivo creo que estoy dando un paso adelante. Me han nombrado segundo capitán y, para mí, es algo importante para ir cogiendo galones poco a poco y convertirme en un referente”.
 
La visita del CD Rivas Futsal al Pabellón Fernando Argüelles este sábado, a las 17.00 horas, exige la máxima atención de los universitarios. “Rivas podría ser el tapado de la categoría. Un conjunto que hizo una grandísima temporada, costaba muchísimo ganarle los partidos y tenía un equipo muy joven al que este año le han añadido piezas experimentadas y de nivel como Pablo Mel, viene de Santiago y lleva muchos años en Primera; Fran Conde, estuvo en el Barça B y ha pertenecido tres o cuatro años al Peñíscola jugando muchos minutos; y Blecua, un pívot que procede de Segunda B o Tercera, pero que supera la treintena, tiene temple y juega bien de espaldas. Es un equipo muy completo y nos va a costar mucho trabajo ganar”, apostilla Miguel Conde.
 
El segundo capitán explica el planteamiento a desempeñar en la pista y manda un mensaje a la afición. “Para conseguir los tres puntos debemos imponer un ritmo muy fuerte, jugar con transiciones rápidas siempre con una buena defensa detrás y tener el apoyo del público que creo que es muy importante. A pesar de haber perdido dos partidos, estoy seguro de que ellos nos van a apoyar en todo momento, tenemos la mejor afición, y nos llevarán en volandas. Me gustaría que acudiera el mayor número posible de aficionados, porque el sábado hay un envite importante”.