¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

1º División / Crónicas / 9º Jornada

 Jaén se choca con el muro culé y
sufre su primera derrota como local

Jaén Paraíso Interior: 1
Dídac, Boyis, Alan Brandi, Campoy y Mauricio. También jugaron Carlitos, Dani Martín, Burrito, Giasson, Ángel Bingyoba y Víctor Montes.
 
FC. Barcelona Lassa: 4
Sedano, Leo Santana, Dyego, Esquerdinha y Aicardo. También jugaron Rafa López, Adolfo, Joselito, Rivillos, Joao Batista y Roger.
 
Árbitros: Los colegiados valencianos amonestaron a Alan Brandi (1’), Víctor Montes (26’) y Campoy (39’ Roja Directa) de Jaén Paraíso Interior FS y a Leo Santana (25’ Roja Directa), Joselito (26’), Aicardo (26’), Esquerdinha (28’ y 29’) y Adolfo (40’) de FC Barcelona Lassa. 
 
Goles: Leo Santana 19’ (0-1); Esquerdinha 19’ (0-2); Carlitos 25’ (1-2); Rivillos 39’ (1-3); Rivillos 40’ (1-4).
 
Incidencias: Pabellón de La Salobreja. Lleno espectacular.

 

No pudo puntuar el Jaén Paraíso Interior FS a pesar del excepcional partido que hizo ante todo un coloso como el FC Barcelona Lassa. En una segunda mitad de infarto, tuvieron los amarillos ocasiones para haberse metido en el encuentro pero el balón no quiso entrar.

Los primeros cinco minutos de juego dejaron ver que el Jaén Paraíso Interior FS había salido con todos sus sentidos en máxima alerta. Los catalanes tuvieron un buen inicio de choque pero los jienenses supieron no solo retenerlo sino también hacerse con la posesión y tomar la manija del partido. Con largas elaboraciones, los de Dani Rodríguez alejaron el peligro de su portería y empezaron a acercarse a la meta de Sedano, aunque no hubo ocasiones claras de gol en el primer tramo de choque.

La igualdad era máxima y con el paso de los minutos no hizo sino acrecentarse y fruto de ella llegaron las faltas. Tantas que a falta de nueve para el final del primer tiempo, el Barcelona ya tenía cinco en su marcador. Pese a que al juego le faltaron oportunidades de anotación, le sobraron intensidad y derroche físico, algo que hizo que el espectacular ambiente de la Salobreja no decayese en ningún momento. Parecía que el partido se iría con el cero a cero al descanso pero entonces la fortuna apareció para los blaugranas.

En jugada en la que Dídac resolvió bien el disparo de Aicador, el azar quiso que el rechace le cayese a Leo Santana que se encontraba prácticamente solo en el segundo palo. No sentó bien el gol en nuestras filas, que tuvieron que ver cómo de una genialidad de Esquerdinha, con un zurdazo inapelable llegaba el segundo tanto del partido.

Así se llegaba al ecuador del encuentro y la segunda mitad se presentó con mucha más presencia ofensiva de los amarillos. Nada más arrancar, Mauricio la tuvo en un balón que se le quedó algo atrás y justo después Carlitos también tuvo la suya, pero su punterazo fue directo al pecho de Sedano. Estaba apretando de lo lindo Jaén y las consecuencias no tardaron en llegar. Montes disparó a bocajarro tras una buena jugada de Carlitos y el tanto lo evitó Leo Santana con el pecho pero el colegido señaló pena máxima y expulsó de manera injusta al jugador culé. Transformó Carlitos, para aun mayor algarabía de la Salobreja.

Viendo por fin resultados a su esfuerzo, creció el equipo de Dani Rodríguez sobre la pista. Dídac tuvo que aparecer aun así, con la misma solvencia con la que lo llevaba haciendo todo el partido. No amainaba la superioridad jienense en el segundo tiempo y Esquerdinha la acrecentó lanzando un manotazo a Brandi que le supuso la segunda cartulina amarilla y dejar a su equipo con un futbolista menos de nuevo. Pidió tiempo muerto Dani Rodríguez para montar la superioridad pero no consiguieron aun así sus futbolistas romper una defensa visitante más que generosa en el esfuerzo.

Justo después de que volviese la igualdad numérica, Sedano tuvo que salvar a los suyos en un tiro soberbio de Mauricio tras jugar con Dani Martín y el salmantino tuvo otra en el segundo palo, aunque no llegó a conectar con el envío de Campoy. El portero blaugrana estaba apareciendo mucho más de lo que le habría gustado a Andreu Plaza, aunque el tiempo ya comenzaba a volar en el luminoso para los intereses amarillos.

Burro tuvo un mano a mano gracias a la presión alta en el que Sedano salvó cuando ya se cantaba el empate. A algo menos de cuatro para el final, Dani Rodríguez se cansó de esperar y puso el portero jugador sobre la pista con la esperanza de que el partidazo de los suyos tuviese recompensa en forma de puntos. Una lástima que la puntería no acompañase al buen fútbol sala de los jienenses, porque fue lo único que faltó para que llegase la igualada.

Se terminaron de quebrar las esperanzas jienenses con una contra en la que Campoy vio la cartulina roja por interrumpir el avance de un Rivillos que, en superioridad, hizo el tercero y el cuarto, este con Boyis como portero ya a la desesperada.