¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

# Equipo PJ PG PE PP PTS
1 GUA 30 24 1 5 73
2 CDIZ 30 23 1 6 70
3 TMELL 30 17 4 9 55
4 CDB 30 15 5 10 50
5 LOJA 30 15 3 12 48
6 ALCA 30 14 5 11 47
7 ROLD 30 14 5 11 47
8 TORC 30 14 4 12 46
9 SJB 30 13 4 13 43
10 CAJA 30 12 5 13 41
11 SDH 30 13 1 16 40
12 VIC 30 11 6 13 39
13 MON 30 10 7 13 37
14 ESTU 30 8 3 19 27
15 MAL 30 5 1 24 16

2º División Femenina / Resumen / 11º Jornada

El pasado sábado, Guadalcacín cosechó su décimo primera victoria consecutiva, superando por siete goles a cuatro a Monachil. (Un día más en la oficina). Las jerezanas siguen con su racha inmaculada, con once triunfos de once posibles. Todavía les queda lejos la marca que cosechó la UCAM de las 14/15, que no cedió ningún punto hasta la jornada diecisiete. Aunque desde el club pedáneo siguen con el discurso de partido a partido, no se descarta que se propongan alcanzar una meta que ya serían palabras mayores.
 
En tierras granadinas, el Cádiz consiguió tres puntos muy valiosos ante un Loja que está intentando despegar. Las de Kiko Oliva hicieron un partido práctico, y aunque su juego resulta tan vistoso como el de años anteriores, ahí siguen al acecho del primer puesto, con el cuchillo entre los dientes, esperando a que las vecinas de Guadalcacín empiecen a pinchar.
 
El Almagro vuelve a la carga, atrás quedaron los dos tropiezos frente a Estudiantes y Cádiz. Haber conseguido los seis últimos puntos en juego les ha vuelto a situar en el tercer escalón del cajón, esta vez apabullando a sus vecinas de Malagón. Las colistas, por su parte, siguen sin encontrar el camino para puntuar. El curso pasado a estas alturas, el Cefo, que acabó descendiendo, ya había cosechado, al menos una victoria; esperemos por el bien del equipo castellano que los buenos resultados no se demoren en llegar.
 
Torcal viajaba a Melilla con el firme propósito de no dejarse sorprender por Torreblanca. Sin embargo, entre una cosa y otra, las de la ciudad autónoma cortaron la racha de las malagueñas y dan un saltito de calidad en su lucha por la permanencia, situándose por méritos propios en el pelotón de mitad de tabla.
 
En el derbi pimentonero, Hispania cumplió con el guion esperado y venció en Yecla a Alcantarilla. Las locales están sufriendo el mal endémico que sufre este grupo, que es el de llevar la irregularidad por bandera. No se recuerda un año de tanta igualdad y con tantas sorpresas (que ya no lo son tanto).
 
Estudiantes está viviendo la situación inversa a Almagro. De parecer que estaba para subirse al segundo escalón del podio a, tras dos derrotas, hundirse en la medianía. Esta vez resultó claramente derrotado ante un Roldán que poco a poco va escalando posiciones.
 
Vícar no se dejó sorprender por Garrovilla. Las extremeñas no tienen el nivel ni las tablas de las almerienses, pero no dejan de ser un equipo incómodo que dará la sorpresa a todo aquél que ose infravalorarlo. Ellas tienen bastante claro cuál es su lucha en este campeonato, ir partido a partido, luchando cada balón, cada minuto, y cosechar puntito a puntito el derecho de seguir un año más en la categoría de Plata del Fútbol Sala femenino español.
 
En Córdoba, Cajasur y San Juan Bosco disputaban un encuentro que servía para poner tierra de por medio con la zona de descenso. La contienda fue muy igualada, y se acabó decidiendo por pequeños detalles. Con el dos a uno, las mineras metieron el miedo en el cuerpo de las cajistas, sin embargo, en los últimos segundos, las de Pablo García cerraban un marcador que, si hubiera acabado en tablas, no habría sorprendido a ninguno de los asistentes al feudo cordobés.
 
Una jornada más (o una menos), y sigue la tónica dominante. Un Guadalcacín excelso, un Cádiz práctico, doce equipos quitándose puntos a diestro y siniestro, y otros dos que están acumulando muchas papeletas para retornar a la categoría autonómica. Éste  es el resumen del primer tercio de un campeonato en el que todavía queda mucha tela que cortar y en el que la palabra “sorpresa” se está devaluando jornada a jornada.