¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Miguel Fernández / BeSoccer UMA Antequera

Un encuentro bastó para comprobar que el cambio de categoría del BeSoccer CD UMA Antequera no alteró el ecosistema goleador de Miguel Fernández. El pichichi del pasado curso, con un total de 27 dianas, estrenó su casillero en el derbi andaluz contra el Jaén Paraíso Interior del pasado viernes 14 de septiembre en el Pabellón Fernando Argüelles. Una ejecución con sello propio que valió un punto; cañonazo a la media vuelta imponiendo su fortaleza en el juego de espaldas a la portería. El debut soñado en la élite de un baluarte ofensivo al que habrá que seguir muy de cerca durante un campeonato en el que cualquier variante se analiza de forma minuciosa y obliga a evolucionar constantemente para mantener un toque indescifrable en el 40x20.
 
La ilusión orientó a los guerreros universitarios en una batalla de enjundia nada más arrancar la Liga. Al vecino regional, un animador del fútbol sala nacional en las últimas campañas, no se le sorprende con facilidad. La cohesión grupal tan trabajada entre cuerpo técnico y plantilla se manifestó como uno de los puntos disonantes capaces de igualar las fuerzas. Todos los miembros lucharon juntos en busca de un punto esperanzador de cara a una temporada en la que hay puestas muchas expectativas. El 15 verde dio un paso adelante para completar el trabajo de sus compañeros. Asumió la responsabilidad de marcar las diferencias en la recta final del partido, marcó el tanto del 3-3 a falta de tres minutos y dispuso de una acción a escasos segundos. Un desafortunado resbalón le impidió disparar delante de Iker con la intención de dar la primera alegría a la afición antequerana.
 
El empate no disgustó, todo lo contrario, predispuso a un bloque con la ambición de no bajar los brazos ante ninguna escuadra tal y como atestigua el pívot granadino. “Todos los equipos son muy buenos, pero nosotros vamos a correr los 40 minutos, somos un equipo joven que va a estar molestando todo el rato y así lo hemos demostrado en la primera jornada; fuertes en defensa y en ataque tuvimos bastantes ocasiones que tenemos que trabajar para materializarlas”. Añadió también que existía un anhelo especial de iniciar la aventura en Primera. “Después de la pretemporada, ya teníamos ganas de competir y qué mejor forma que sacar un punto ante el Jaén y, en lo personal, poder marcar un gol para ayudar al equipo. Estoy súper contento”.
 
Manuel Luiggi Carrasco “Moli” trabaja variados esquemas tácticos, aunque desde cursos anteriores, el crecimiento de Miguel Fernández fortaleció la implantación en pista del 3:1; tres jugadores abiertos destinados a conectar con un vértice dominador en la demarcación de pívot. La llegada de otra pieza capaz de realizar la misma función afianza este planteamiento del técnico e impone situaciones de juego de cuatro en una labor de ampliación de recursos. “El juego de pívot, a veces, hace daño a las defensas rivales. Saura y yo somos dos jugadores diferentes y vamos a aportar en cada momento que el míster lo necesite y estaremos peleando con los marcadores para abrir espacios a nuestros compañeros. Cuanta más gente estemos para sumar, mejor para el equipo”, aclara.
 
Sin respiro en el arranque. Una vez superado el choque andaluz en la Ciudad de Los Dólmenes, el BeSoccer CD UMA Antequera se enfrenta al reto de sacar puntos de su vista a ElPozo Murcia. El envite se disputará el sábado 22 de septiembre, a las 13.15 horas, con las cámaras de Teledeporte (TVE) en directo. La pista azul de la Liga Nacional de Fútbol Sala será el lugar donde instaurar una sólida fortaleza para frenar el ingenio de los charcuteros. “Al final en la Liga tienes que jugar contra todos los equipos, así que cuanto antes te quites a los grandes, mucho mejor y, si podemos ir arañando puntos, eso que nos llevamos. En Murcia vamos a intentar hacer nuestro mejor partido y, por qué no, sacar un empate o una victoria”, enfatiza el goleador.