¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

1º División / Crónica / 10º Jornada / Partido adelantado

 Un solitario gol le valió a Inter
para llevarse el triunfo de Antequera

BeSoccer UMA Antequera: 0
Conejo (P), Miguel Conde ©, Víctor Arévalo, Luis García y Miguel Fernández. También jugaron: Gonzalo (P), Juanra, Nando, Cala, Dani Ramos, Óscar y Nano.
 
Movistar Inter: 1
Jesús Herrero (P), Bebe, Daniel, Humberto y Solano. También jugaron: Álex González (P), Pola, Borja, Gadeia, Iván Moreno, Ortiz © y Elisandro.
 
Árbitros: Delgado Sastre y Rabadán Sainz. Amonestaron a Óscar y Nano por los locales y a ninugno por los visitantes.
 
Goles: 0-1 (9´) Humberto
 
Pabellón Fernando Argüelles. 1000 espectadores
 

Solo un desajuste defensivo en una acción de estrategia fue la renta que necesitó el cuadro interista para llevarse la victoria del Pabellón Fernando Argüelles gracias al tanto de Humberto
 
Un pequeño despiste en la defensa zonal de un saque de esquina obligó al BeSoccer CD UMA Antequera a bajar un peldaño y romper la igualdad de un duelo apasionante con Movistar Inter en el Pabellón Fernando Argüelles. El tanto de Humberto a pase de Bebe se produjo en el minuto 9 y, a partir de entonces, los locales se dedicaron a realizar un desgaste físico imperial en defensa, deshabilitando las armas del vigente campeón de Liga, e ir mostrándose más agresivo en fase ofensiva. En dos ocasiones se toparon con los postes. Manuel Luiggi Carrasco “Moli” demandó a sus jugadores que nunca dejaran de correr creyendo en que eran capaces de hacer daño al mejor equipo del mundo. El encuentro mantuvo la tensión hasta el final por la escasa ventaja visitante en el marcador. El público ejerció de nuevo de armadura para resistir cualquier golpe y, por más que se unió a la lucha de los guerreros verdes, vio como se marcharon los primeros tres puntos de la Ciudad de Los Dólmenes.

El conjunto universitario se preparó a conciencia para plantar cara durante los cuarenta minutos sin decaer en el esfuerzo por más que le exigiera su oponente. El primer golpe lo asestó Nano en un pase en largo del portero. El joven ala-pívot remató desviado. Conejo emergió con el avance del choque. Un portero de garantías marca las diferencias en Primera División y el de Coín demostró que no para de crecer con paradas espectaculares. Sacó un pie providencia en un disparo de Humberto. Luego no se achicó en un mano a mano con Borja después de una pisada hacia atrás de Gadeia en un veloz contragolpe. Y por último, el 16 voló al palo largo en un derechazo imponente de Solano. El pívot cordobés de los interistas creó muchísimo peligro de espaldas al marco y demostró su facilidad para desbordar a su marcador por ambos perfiles.

La pizarra de Jesús Velasco martirizó a los antequeranos en el minuto 9. La defensa zonal dejó un hueco dentro del área que fue detectado por Bebe. El cierre nazarí sacó rápido y Humberto entró con fuerza para colocar el 0-1 en el electrónico. Después del gol, Víctor Arévalo sacó su raza competitiva en una acción pegada a la línea de banda. Controló con el pecho un balón por alto, interpuso su cuerpo delante de su defensor y se giró con la intención de sorprender por medio de un potente zurdazo. Jesús Herrero estuvo muy atento en el despeje de ese lanzamiento. Movistar Inter se adueñó de la posesión durante muchas fases del primer tiempo. Circuló el esférico de un lado a otro sin que sus futbolistas dejaran de cortar de un lado al otro en busca de un espacio. En el momento que este aparecía, uno vestido de azul encontraba a un compañero libre cerca del área. Esto ocurrió en el minuto 14. Borja ganó la espalda a la zaga y se encontró con una intervención certera de Conejo.

Juanra lideró la sucesión de lances más claros en campo contrario del plantel local. El 2 exigió una gran respuesta del cancerbero en un potente derechazo. Miguel Conde estrelló un chut cruzado en el palo y, antes de enfilar los vestuarios, Víctor Arévalo mandó al travesaño una falta en la frontal. Al comienzo del segundo tiempo, Conejo conservó su concentración bajo palos sin dejarse batir por segunda vez. Daniel lo intentó en un portentoso tiro lejano. Luis García replicó en el otro lado de la pista, pero un jugador del cuadro madrileño se lanzó al suelo para no dejar que el cuero llegara hasta la portería. Miguel Conde animó a unos aficionados muy metidos en el partido por medio de un zapatazo desde más allá de los 10 metros. La claridad en el juego de los encargados de defender la ventaja en el marcador (0-1) se perdió poco a poco. El plan inicial de marcar una segunda diana fue sustituido por el de retroceder líneas.

El enorme desgaste físico de los universitarios no les pasó factura, todo lo contrario, las ganas de correr para desactivar a su adversario les otorgó opciones de conseguir el empate. En el minuto 31, Juanra trazó una asistencia en diagonal y Óscar la definió por encima del larguero. Moli solicitó tiempo muerto ya al final, justo a dos minutos de la conclusión.
 
El técnico, con la ayuda de Tete, preparó el portero-jugador como última solución de sacar al menos un punto. Movistar Inter defendió a la perfección el ataque de cinco sin dejar crear una jugada en la que aprovechar la superioridad a la hora de finalizar. Una derrota que no puede dejar contento a un combativo BeSoccer CD UMA Antequera, aunque sí le indicó el camino a seguir en su próximo compromiso.