¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Álvaro Quevedo / BeSoccer UMA Antequera

Acudir al mercado de fichajes invernal implica una búsqueda precisa del refuerzo más pertinente capaz de adaptarse de forma inmediata a las exigencias del equipo, aprender los sistemas de juego y rendir desde el primer minuto en la pista. Esa labor tan ardua de acertar con una decisión que conlleva una consecuencia en la adquisición de un objetivo vital como permanecer en Primera División de la Liga Nacional de Fútbol Sala, el BeSoccer CD UMA Antequera la completó con éxito el pasado 23 de enero con la llegada de Álvaro Quevedo Cuello de Oro procedente del Naturpellet Segovia. Este ala capaz de asumir un rol defensivo u ofensivo se ha convertido en todo un todoterreno en su recién estrenada etapa deportiva en la entidad referente del fútbol sala malagueño.
 
Alvarito, así se conoce deportivamente al nuevo guerrero universitario, se enfundó por primera vez la armadura verde en la pista de O Parrulo Ferrol y el pasado viernes se estrenó como local en el Pabellón Fernando Argüelles con un sobresaliente en su actuación. La afición comprobó la calidad de un jugador capacitado para desbordar por ambos perfiles, rápido en la transición, inteligente en la toma de decisiones e intenso en la tarea de proteger la portería de las envestidas rivales. Todas esas virtudes se potenciaron al firmar su primer gol en una jugada que ejemplificó su rápida integración a la dinámica del grupo. Al borde del descanso del duelo con Industrias Santa Coloma envió un balón a Miguel Fernández y continuó la trayectoria de su pase para fusilar la red con un potente derechazo aprovechando una dejada de cara de su compañero.
 
El partido con Industrias Santa Coloma, el primero de dos consecutivos en casa, marcó un antes y un después en la trayectoria de los antequeranos en la temporada 2018/2019. Rompió una dinámica perdedora y desbloqueó a todo el conjunto de cara a pugnar con confianza en las últimas nueve jornadas por la salvación. Aún quedan puntos importantes en juego. “Muy contento por poder ayudar al equipo en todo momento durante mi primer partido aquí en casa. Satisfecho por el gol, pero más por los tres puntos. Hicimos un gran trabajo defensivo que nos dio paso a la victoria. En fases del partido supimos sufrir porque nos encerraban mucho y ahí es donde el equipo sacó la casta necesaria y lo justo para sacar adelante el triunfo”, indica el nuevo dorsal 17.
 
Una vez subidos al tren del triunfo, con lo caro que está la adquisición de un pasaje en él, los de Manuel Luiggi Carrasco “Moli” aspiran a repetir la enorme sintonía con su afición y sacar adelante el compromiso de la vigésimo segunda fecha del calendario. La fortaleza del Argüelles debe elevar las expectativas de acierto en los próximos compromisos, ya que acogerá cinco por los cuatro que se desarrollarán a domicilio. “Esta victoria es también muy psicológica. Llevábamos mucho tiempo sin ganar y un triunfo así refuerza no solo psicológicamente sino físicamente para afrontar los partidos que tenemos que son otras nuevas finales. Vamos a intentar obtener los tres puntos el viernes”, acentúa.
 
Encarar una prueba continua. Así se afronta el partido a partido hasta la conclusión de la competición doméstica. Los tres puntos son el único premio admitido por la igualdad en la parte baja de la clasificación. Este viernes 15 de febrero, a las 20.45 horas, aparece un nuevo adversario al que derrotar: Fútbol Emotion Zaragoza. Un plantel que viene de superar a uno de los aspirantes a disputar el play-off por el título, el Levante UD (3-1). “Zaragoza es un equipo un poco peculiar, porque tiene una forma de defender que no es común en Primera División, una defensa en zona que hay que trabajarla durante la semana. Creo que si lo preparamos bien y lo ponemos en práctica en el encuentro, vamos a tener muchas opciones de ganar. A por los tres puntos”, atestigua el ala madrileño.