¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

David Aroca / Atco. Mengibar

David Aroca ha vuelto a sonreír tras  volver a la cancha de juego. Atrás han quedado largos meses de sufrimiento desde que  el 1 de noviembre del 2014 jugando en El Ejido hacia un mal giro al que no respondió la pierna izquierda  sufriendo Rotura de Ligamento Cruzado Anterior. El 28 de enero del 2015 fue intervenido quirúrgicamente y 22 meses después, en Pozoblanco volverá a jugar un partido oficial en la Copa de Andalucía.  David Aroca tiene 22 años juega de ala cierre y es muy valorado por Javi Garrido, por la Junta Directiva y sobre todo por la afición. Al flamante Aroca le hemos preguntado por su retorno y por los grandes momentos que le quedan por vivir esta temporada en segunda división.
 

¿Qué sensaciones has percibido cuando la lesión que has sufrido ya es historia?
Durante todo este tiempo las sensaciones percibidas han sido muchas. La primera vez que toqué balón y comencé a trotar, tenía miedo de que la rodilla no me respondiera todo lo bien que yo esperaba. Sin embargo, la recuperación me ha ido muy bien y la lesión, para mí, ya es pasado.
 
 ¿Se te llegó a pasar por la cabeza que el fútbol sala de competición se podía acabar?
¿Sinceramente? No. Desde el mismo día en que me comunicaron la gravedad de mi lesión, mi único pensamiento ha sido recuperarme lo antes posible para poder volver a competir. Ha sido mucho el trabajo, esfuerzo y sacrificio dedicado a ello, pero ahora que estoy totalmente recuperado, sé que todo ha merecido la pena.
 
¿Cómo valoras la confianza que tiene en ti el cuerpo técnico?
Me siento muy agradecido por el voto de confianza que han depositado en mí tanto el cuerpo técnico como la junta directiva. Por ello no puedo más que sentirme en deuda con este equipo, por el que voy a pelear para que siga haciendo historia.
 
¿Qué esperas aportar a tu equipo en tu vuelta?
Lo mejor de mí como jugador, compañero y aficionado al Club. Mi principal objetivo es luchar  en cada entrenamiento para poder alcanzar mi mejor nivel y aportar todo lo que esté en mi mano a este equipo, encuentro tras encuentro.
 
Jugar en segunda, ¿qué supone para ti a nivel personal?
Un sueño para todo joven que lleve dedicándose a este deporte desde pequeño. Además, se une el orgullo de conseguirlo con el equipo en el que he crecido como jugador, el Mengíbar, para el que hace apenas unos años, hubiera sido impensable militar en esta categoría.
 
Algo que decir a la afición..
En primer lugar agradecerle el apoyo incondicional que nos han mostrado desde el primer momento. La afición ha jugado un papel fundamental en el ascenso. Recuerdo especialmente el partido disputado contra el Castelldefels, donde el ambiente inmejorable empujó al equipo a la remontada. Ahora pedirles que continúen así, porque esta temporada su apoyo va a ser más importante que nunca.