¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Cristian Ramos / ITEA Córdoba CF

Choque de altos vuelos el del próximo sábado (18:30 h) en tierras gallegas. El Itea Córdoba CF Futsal se desplazará hasta la provincia de Lugo para medirse al Pescados Rubén Burela FS, uno de los firmes candidatos al salto de categoría. Los de Maca, con la moral por las nubes tras la contundente victoria del pasado sábado ante el Manzanares FS, buscarán el cuarto triunfo consecutivo, éste ante un equipo que le aventaja en tres puntos y que ocupa actualmente posiciones de play-off de ascenso.

Cristian, uno de los porteros del cuadro blanquiverde, aún saborea los tres puntos logrados el pasado fin de semana ante el conjunto manchego. “Era un partido especial debido la situación personal que estaba atravesando nuestro míster. Salimos más que motivados. Además, nuestra afición ya merecía disfrutar de una victoria. Fue un choque más que completo: serios en defensa, acertados de cara a gol y marcando siempre el ritmo de juego. Todo salió a la perfección”, recalcaba el meta cordobesista.
 
Pese a llevar una línea ascendente, el de Burela será “un choque duro ya que poseen jugadores con experiencia en 1ª División. Ya lo demostraron en la primera vuelta. Ahora llega el momento de resarcirse de la goleada sufrida en Córdoba. Pelearemos para sumar algo positivo que nos ayude a lograr lo antes posible el objetivo marcado a principio de campaña”.
 
Para Cristian, la temporada del plantel es “excelente. Y cuando logremos la salvación será sobresaliente. Además, personalmente me encuentro en un nivel de forma bastante bueno, aspecto que reconforta bastante. Toca seguir trabajando para ayudar al equipo en esta segunda vuelta de campeonato”. Ilusionado como el que más, el portero blanquiverde no quiso dejar pasar la oportunidad para “agradecer a la afición el apoyo recibido, no solo en Vista Alegre, sino en cualquier punto de España. Nos sentimos siempre muy arropados y eso es de valorar. Ojalá podamos seguir dándole muchas alegrías a nuestra parroquia”.