¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Actualidad / R. Betis Futsal

 

Dos triunfos y dos derrotas es el bagaje que ha cosechado Daniel Ibañes en el mes que lleva como entrenador del R. Betis Futsal. No son las cifras esperadas, y lo peor es que el técnico comienza a confundirse con sus declaraciones cuando observa que su equipo es el mismo esperpento que encontró cuando llego.
 
Daniel Ibañez no tiene que justificar la derrota en Barcelona manifestado que el 80% es culpa suya por haber puesto el portero jugador a falta de 6 minutos para el final. Fue una decisión técnica y puede salir bien o mal. Lo censurable hubiese sido pecar de indolente y no mover fichas para intentar cambiar una situación negativa. Tampoco es correcto aunque tenga más razón que un santo, censurar de forma pública a la plantilla por la falta de profesionalidad mostrada ante el filial del Barça.
 
El técnico hispano-brasileño se ha hecho cargo de una plantilla que hace menos daño que el ‘pescao en blanco’. Vamos… que Carlos Pareja -director deportivo- en la pasada primavera fue a comprar langosta, y lo tangaron vendiéndole rape por el mismo precio. La realidad es la que es, que al Betis le faltan recursos para ubicarse en zona play off porque es incapaz de ganar a los gallitos del grupo. Daniel Ibañes tiene que aplicarse, dejarse de victimismos,  y lograr que su equipo defienda como perros de presas (Delsol Mengibar), tener constancia y fe en sus posibilidades (Itea Córdoba CF), y buena estrategia (UMA Antequera). Con estos tres antídotos unido a la ’presunta’ calidad de la plantilla, el objetivo de luchar por el ascenso no será una quimera.
 
Fran Gago