¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Daniel Aguilera / UMA Antequera

Ni en la victoria ni en la derrota cesa el aprendizaje competitivo en la élite del fútbol sala nacional. El CD UMA Antequera atraviesa un momento de forma inmejorable al encadenar tres victorias consecutivas en Liga. Esta racha positiva de resultados vino precedida de dos derrotas. Cada partido en Segunda División permite perfeccionar los puntos fuertes y pulir los errores que deben desaparecer en la recta final de la temporada regular. La lucha por el play-off se reduce a siete finales que centran la atención de un grupo de jugadores apoyados en una ilusión desbordante. Un triunfo no basta en una larga carrera hacia el éxito, este actúa solo de impulso y requiere de una dedicación minuciosa para acortar la distancia a la meta. Este sábado 10 de marzo, a las 18.30, la pista del Pescados Rubén Burela puede colocar a los chicos de Manuel Luiggi Carrasco “Moli” en una posición aventajada.
 
El mismo recorrido del conjunto universitario lo intenta superar a gran ritmo Dani Aguilera. El ala-pívot natural de Algarinejo (Granada) pretende aumentar su contribución al grupo en la fase más determinante del campeonato. Unas inoportunas molestias en el pubis le acompañaron en el primer tramo, algo que le alejó de un alto rendimiento. Lleva dos goles, uno en la cancha del Elche CF y otro en el duelo con FS Valdepeñas. El técnico malagueño sabe que dispone en su plantilla de una pieza de gran técnica y capaz de utilizar de forma brillante tanto la finta como el regate en el uno contra uno. El 14 solo ha dejado destellos de esas cualidades que se le presuponen y, tras asentarse en la convocatoria en las dos últimas jornadas, busca acelerar en envites de alta exigencia como el de esta semana en tierras gallegas.
 
La contienda con Manzanares FS reveló otra faceta del juego de una de las caras nuevas de esta campaña. En situaciones de superioridad numérica, su dominio de la pierna izquierda posibilita la alternancia de varios esquemas ofensivos “El partido fue loco, de ida y vuelta. Un encuentro en el que los tres puntos pudieron caer del lado de cualquier equipo. Nosotros tuvimos la pizca de suerte de meter un gol más que ellos y, por eso, cayeron de nuestro lado”, valora el granadino y, a su vez, analiza la importancia de puntuar en casa. “Los puntos en Antequera son vitales para el play-off. Tenemos 44, con los tres choques en el Pabellón Fernando Argüelles, tendríamos 53. Creo que con esos 9, no sería matemáticamente, pero sí suficiente para llegar a la fase de ascenso y los resultados que saquemos fuera, serían buenos para colocarnos más arriba en el play-off o incluso en el ascenso directo, que está más complicado, pero opciones hay”.



 

Una de las ventajas con las que cuenta el plantel verde es la complejidad de sus compromisos como local ante contrarios de la parte más baja de la clasificación o destacados por su actividad defensiva. Los traspiés con ilicitanos y cordobeses provocaron un profundo análisis de los fallos cometidos. “Rivales como Manzanares, Itea Córdoba o Elche saben muy bien a lo que juegan, poseen una defensa muy rocosa y te cambian el ritmo del partido. Eso nos perjudica a nosotros un poco al gustarnos más correr y las transiciones. Estos conjuntos se nos están dando peor que, por ejemplo, el Barça B con gente que corre mucho, Burela o otros clubes de arriba”, desgrana el ala-pívot.
 
Al contrario de lo esperado en suelo antequerano, quedan cuatro salidas a escenarios correspondientes a clubes punteros. La primera de ellas, este sábado (18.30h), al Pabellón Vista Alegre. “El partido de este sábado es durísimo. Jugamos contra Burela, allí en su casa además. Ellos están metidos ahí arriba, en play-off, y ganar supone seguir con un colchón de distancia de tres puntos con Puertollano, suponiendo que ganen también, y aumentaríamos la distancia con el rival de esta semana. Va a ser muy complicado al tener enfrente a un conjunto físico, le gusta correr, con jugadores experimentados, buenos sacadores de estrategia y grandes finalizadores. Para ganar hay que correr más que ellos, llegar a los últimos minutos con posibilidades, sufrir como lo venimos haciendo en las dos anteriores jornadas y creer en el equipo. Si vamos todos a una, tendremos más opciones de éxito que de perder”, indica.
 
Dani Aguilera comenta cuál es la principal vía para completar el apasionante desafío marcado por la entidad en este curso 2017/2018. Los resultados, además, dictarán la posibilidad de lograr algún premio mayor como repetir un ascenso directo a Primera División. “Estar en el play-off pasa por el Argüelles. Ganar los tres partidos que nos quedan en casa, supondrían 9 puntos más, nos pondríamos con 53. Creo que es una cifra buena para conseguir el objetivo. Iremos partido a partido, ahora pensamos y es lo más importante, en el encuentro con Burela. Sacar los tres puntos allí sería un gran éxito y ya se irán viendo las posibilidades de acceder a cotas más altas. Valdepeñas nos saca 6 puntos, están jugando muy bien, pero la Liga como está tan igualada, en cada jornada hay sorpresas”.