¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Gonzalo Urbano / UMA Antequera

 

La verdadera batalla del CD UMA Antequera por el ascenso a Primera División comienza en la primera eliminatoria del play-off contra el FSD Puertollano. El tiempo de soñar con una gran gesta se agotó en la última jornada de la fase regular en Córdoba y se cambió por una fase en la que luchar con humildad y esperanza por hacer realidad el ascenso. Dos rondas al mejor de tres partidos marcan la distancia con el primer escalón competitivo a nivel nacional. La calidad, ambición o estado de forma se antojan insuficientes para disfrutar del premio más esperado en una temporada de máxima igualdad; la lectura del juego, control de las emociones e impulsos y acierto en los momentos claves elevan las opciones de colocar a un club por encima del resto de participantes.

Un manejo óptimo de la situación impera en una fase de ascenso. De la portería nace la estabilidad de una plantilla con aspiraciones. Un guardameta nunca pasa desapercibido, o acierta o falla, el término medio es inadmisible en su trayectoria. Las paradas engrandecen su figura al fortalecer los intereses del grupo y otorgarle la posibilidad de replicar en área contraria, mientras que un error sale muy caro debido a que permite al rival añadir un tanto a su casillero e incluso, si este se produce en los lances finales, concederle la vitola de ganador. En la escuadra verde, Conejo y Gonzalo Urbano trabajan juntos con dedicación exhaustiva en proteger el marco e intervenir con acierto cuando sean requeridos.  A lo largo de un curso muy intenso, Manuel Luiggi Carrasco “Moli” halló el máximo rendimiento de sus inquilinos en la portería. Conejo arrancó de titular en el debut liguero en Castellón y Gonzalo completó su primer choque completo en la segunda jornada frente al Prone Lugo en el Argüelles. Una bursitis en el codo del segundo, posicionó al arquero natural de Coín como el guardián universitario y cumplió este cometido con creces al igual que en la competición anterior. No fue hasta el tramo final, concretamente en la visita al Real Betis, cuando el entrenador malagueño cambió al encargado de poner el cerrojo bajo palos, aunque cuando se recuperó de la lesión le concedió algunos minutos sueltos. La competencia sana entre ambos elevó el nivel de un puesto tan decisivo.

Gonzalo Urbano se convierte en una voz autorizada para analizar el inicio de unas prometedoras eliminatorias por una plaza en la máxima categoría. Su crecimiento en el plantel antequerano supone añadir un nombre más a la lista de jóvenes promesas que se apuntan a crecer sin límites en un deporte en auge. En el cierre de la fase regular ayudó a cumplir el objetivo mediante una brillante actuación en la cancha del Itea Córdoba CF Futsal. “El primer partido lo afrontamos con fuerza, porque la victoria en Córdoba nos ha dado mucho ánimo para encarar el play-off. Sabemos que nos ha tocado un rival bastante duro y competitivo. Los dos partidos que hemos tenido esta temporada con ellos, han sido muy igualados. El triunfo que conseguimos en su pista fue sufrido, llegó en los últimos segundos. Afrontamos el encuentro con mucha ambición”, apunta.

El portero malagueño persigue jugar con regularidad y disputar una liguilla de ascenso tras vivir la del curso pasado desde el banquillo. Este sábado 12 de mayo, a las 18.15 horas, sabe que toca realizar un paso importante ante un oponente potente en la labor ofensiva y reforzado por las cifras goleadoras del máximo realizador de Segunda División. “Todo el mundo en la categoría conoce al goleador de Puertollano, Dani Colorado. En defensa tenemos que estar al 100% y parar el ataque de un equipo que marca muchos goles y crea ocasiones. Estando vivos en defensa, a partir de ahí, podemos generar un buen ataque y oportunidades vamos a tener para sacar adelante el partido”, puntualiza.

La experiencia del enfrentamiento con O Parrulo Ferrol está muy presente en el seno del CD UMA Antequera. La dificultad de solventar este tipo de partidos parejos y llenos de emoción esboza una preparación minuciosa. “Tenemos factor cancha, pero hay que jugar primero fuera como ya nos ocurrió la temporada pasada. Perdimos el partido a domicilio y eso nos obligó a ganar en casa para forzar un tercer encuentro. Lo mejor es cerrar la eliminatoria tanto allí como aquí y terminar lo antes posible de manera adecuada. El play-off es una experiencia muy bonita al luchar por otro objetivo, se deja la Liga atrás, se disfruta y se vive mucho la competición, ya que el reto único es subir a Primera División. Este sería el logro más grande que puede conseguir el equipo después de toda la campaña en Segunda”, añade Gonzalo.

Multitud de intervenciones en los duelos con Lugo, Betis, Noia y especialmente Itea Córdoba, por su envergadura, ejemplificaron la agilidad, posicionamiento, intuición, reflejos y resolución de un dorsal 13 que indica su función en el 40x20. “Trabajo por y para el equipo. Busco siempre conseguir la victoria a nivel colectivo e individual. Si mi equipo realiza un buen partido, estoy contento aunque no se consigan los tres puntos. El trabajo en equipo es lo más importante. Ahora estoy bien y con confianza, veo que el conjunto confía en mí y lo esencial es conseguir el objetivo que tenemos en mente. De la forma en la que estamos trabajando de cara al play-off, vamos a poder lograr lo que nos propongamos en esta ilusionante etapa”.

El calendario, algunas veces demasiado caprichoso, colocó el Campeonato de España Universitario 2018 en Jaén justo antes de una cita relevante. “Es un tanto extraño. Te juegas unos play-off y la semana de antes se divide el equipo. La mitad se va a jugar el CEU y la otra se queda aquí trabajando con Quique, el preparador físico. Estamos entrenando bien, llevamos ya dos sesiones. Hemos aumentado el ritmo para estar mejor físicamente en la fase de ascenso. Mis compañeros están jugando el torneo, cuando vuelvan el jueves, nos pondremos las pilas todos juntos, confianza, unión, cohesión y tiraremos para adelante. En estos momentos con nuestra determinación tanto física como mental, no va a haber obstáculo que nos frene”, explica.