Actualidad / FSD. Puertollano

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Actualidad / FSD. Puertollano

El fútbol sala en cada momento nos enseña historias y momentos para el recuerdo, y el pasado domingo la alegría rebosaba para el UMA Antequera en su Fernando Argüelles que tras una sufrida tanda de penalties era capaz de vencer al FSD. Puertollano que llegaba extenuado, dejándose su última gota de sudor y sangre para pelear por el ascenso a 1º División. Los chicos de Marlon Velasco no pudieron lograrlo, pero el éxito rebasa en el camino que les ha llevado hasta aquí. Los pequeños detalles y la ruleta de la suerte no les ha favorecido en esta semana negra para ellos, pero en el que han dejado su semilla para futuros años de que el Antonio Rivilla de Puertollano merece la mejor liga del mundo. 
 
Quizás no sean el mejor equipo en cuanto a plantilla se refiere, quizás tampoco sean un equipo que juegue muy vistoso o quizás sea el club que mejor estructura posea para estar en Segunda División. Pero llegados a este punto, hay que dar ¡GRACIAS! y quitarnos el sombrero por lo que han logrado los chicos de Marlon Velasco en esta temporada 17/18 que merece acabar con una matrícula de honor en toda regla. Han demostrado a base de ilusión, garra, coraje y un enorme sacrificio que FSD. Puertollano es mucho más y que ha venido a pelear entre los más grandes. 
 
Hay que admirar al club castellano-manchego que sin el mejor presupuesto se ordenó una plantilla ideal en la que conjuntaba la juventud de los Arenas, Miki Soler, Joaki, Anuar o Javi Rangel, con la experiencia de los Dani Colorado, Nano, Borja o Manu Orellana. Una fusión catalana-balear-andaluza-castellano-manchega que ha conseguido que su director de orquesta Marlon los haya llevado hasta un meritorio sexto puesto en Liga con 51 puntazos, empatado a puntos con el quinto y convirtiéndose en la verdadera revelación de esta Segunda División. Donde hasta quizás hasta la 20º Jornada aspiraba al ascenso directo, pero un tramo final donde las fuerzas le flaquearon supo reponerse y asegurarse el play-off de ascenso en la penúltima jornada tras empatarle a todo un Valdepeñas. Pero fuera a parte de eso, ha sabido demostrar que nunca se rinde ganando en pistas complicadas como las de Barcelona, Burela o ITEA.

 

 

 

Un equipo que llegaba a este play-off con las máximas de sus ilusiones. Desde el punto de penalties le llegó el primer punto de la eliminatoria, y se presentaba el viernes en Antequera con la aspiración de cerrarla. Y estuvo muy cerca, a pesar de las lesiones de sus baluartes Arenas, Nano y Dani Colorado. Un mal saque de Borja a falta de 20 segundos cuando marchaba 3-4 para Puertollano provocó la "tormenta" para que UMA empatara gracias a David Velasco y forzará la prórroga (otra vez). La extenuación física fue la hecatombe en unos seis minutos donde su rival pasó por encima literalmente. Un escaso detalle que les hacía jugársela el domingo, y para colmo, regresar a su ciudad en la misma noche sin poderse quedar en Antequera. 
 
Y llegaba el domingo, todos les daban por muertos. Nadie creía en ellos tras el esfuerzo físico y los jugadores mermados que arrastraba. Pero en otra lección más, los chicos de Marlon sufrieron y se sacrificaron tanto que les llegó el premio. Se pusieron por delante dos veces, pero UMA les volvió a llevar a otra prórroga donde las fuerzas ya eran escasas. Aguantó como un jabato y todo se decidiría bajo el punto de seis metros. Las lágrimas de Miki Soler eran las de media España a las que un excelso Puertollano se quedaba a las puertas de pelear ante el Betis el ascenso tras una igualada eliminatoria en estos tres partidos.
 
Esta historia es para guardarla y recordarla a muchos de nuestros futuros jugadores y equipos, que con corazón y sacrificio todo se puede. Que no hay favoritos en este deporte, y que se puede competir ante cualquiera. Estos chicos jóvenes y no tan jóvenes nos ham demostrado mucho durante esta temporada, que merecen una segunda oportunidad, y estoy seguro que sí trabajan como este año el destino se las dará. Luego queda la otra faceta, que FSD. Puertollano reciba todo el apoyo necesario para crear una estructura necesaria.
 
José Miguel Lepe