¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Actualidad / BeSoccer UMA Antequera

El BeSoccer CD UMA Antequera alcanza un acuerdo para el fichaje de Alejandro Fuentes González cerrando así un ciclo de cinco temporadas en el Naturpellet Segovia, las dos últimas en Primera División. Álex, nació en Madrid el 28 de agosto de 1995, cuenta una trayectoria brillante en categorías inferiores refrendada en torneos nacionales; una vez campeón de España Sub-19 de selecciones territoriales (2012) y dos títulos de campeón de Liga Juvenil de División de Honor (2012 y 2013). También ha sido internacional Sub-18 y Sub-19. Creció en las filas del PSG Móstoles para luego formar parte del CDE Rivas 95 y la UD Las Rozas Boadilla. Su primer contacto con la élite nacional se produjo en el curso 2013/2014 a las órdenes de José Lucas Mena “Pato” en el Ríos Renovables Ribera Navarra actuando en 16 partidos. Una experiencia enriquecedora antes de abrir una etapa en la catedral del fútbol sala, el Pabellón Pedro Delgado, hasta este último campeonato liguero donde vivió un descenso al igual que la entidad malagueña.
 
La tercera cara nueva de la plantilla universitaria asegura experiencia y calidad para el proyecto deportivo 2019/2020. Manuel Luiggi Carrasco “Moli” puede contar a partir de ahora con un ala con descaro, buen uno contra uno y gran finalizador en acciones a balón parado. Al margen de sus cualidades técnicas, con el balón en los pies siempre deja algunos toques fascinantes, destaca por su inteligencia en la lectura del juego tanto en ataque como en defensa y en la colocación de su cuerpo para ganar los duelos con los defensores. En Segovia ha ido ascendiendo peldaños en cuanto a rendimiento y, competir contra los mejores en la Liga Nacional de Fútbol Sala, le ha hecho un jugador más completo que se suma a un bloque con ganas de seguir creciendo e intentar lograr nuevos retos. De forma más detallada, su última campaña dejó las siguientes estadísticas: 29 encuentros y 5 tantos.
 
Nueva etapa profesional en tierras andaluzas para una incorporación de nivel en el plantel verde. “Después de terminar el año en Segovia, me llegó la oferta de Antequera. Desde que el representante me mostró ese interés que había, no dudé porque me gusta mucho el proyecto. Me habían hablado muy bien del grupo humano que hay y con ganas de empezar”. Asimismo, el madrileño explica que puede aportar todo el aprendizaje adquirido al máximo nivel en los dos escalones competitivos más altos del fútbol sala nacional. “Con estos dos años en Primera he cogido bastante experiencia y puedo aportar bastante calidad de pase, regate, uno para uno y ayudar al equipo a devolverlo a la máxima categoría que es donde merece estar”.
 
Un campeonato exigente se avecina en Segunda División. No deja de aumentar tanto el potencial como los recursos de los clubes para optar a objetivos ambiciosos. “Va a ser una temporada dura en la que la Liga va a estar bastante competida y en la que los equipos se han reforzado bien. Será complicado entrar en play-off. Nosotros trabajando diariamente y compitiendo todos los partidos, seguro que estaremos arriba”, indica. En el conjunto antequerano existe una filosofía muy característica de unir el deporte de élite con la formación en la Universidad y, para ello, también está preparado el ala natural de la capital de España. “Yo creo que es fundamental. Es una de las cosas por las que me llamó la atención el fichar por el BeSoccer CD UMA Antequera. Al final hay que formarse también como personas y eso hace que luego en el campo se vea al equipo unido y que compita al máximo”.
 
Javi Amorós, Íñigo Iribarren y ahora otro nombre más componen la lista de refuerzos que vienen a completar un buen bloque que lleva tiempo trabajando bajo las directrices de Moli y con piezas jóvenes de talento que tienen que encajar y brillar en la pista. Precisamente una conversación del técnico fue clave para presentar el proyecto y convencer a la tercera incorporación de sumarse al mismo. Además mantuvo contacto con Alvarito con la intención de conocer más detalles. “Estuve hablando con Álvaro Quevedo, amigo mío, y muy buenas palabras me dijo del lugar. Todo lo que es el tema de vivir allí, el grupo humano que hay, me comentó que todo estaba fantástico. Moli también estuvo hablando conmigo y fue una razón por la que decidí ir”, comenta Álex Fuentes.