¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Formulario de acceso

Carlos Cesar Núñez / Al Rayyan

Carlos Cesar Núñez ha logrado un nuevo título para su palmarés. El técnico gaditano ha logrado con Al Rayyan ser campeón de liga en Qatar. Carlos Cesar llego al conjunto catarí a mediados de la pasada temporada logrando llegar a la última jornada empatado a puntos con  Al-Sadd al que también ganaba el golaveraz pero la federación qatarí ordenó un partido de desempate que perdieron. Con las riendas de su equipo  desde el inicio de la pretemporada el técnico de la Barca de la Florida ha logrado el título de liga a falta de 3 jornadas para el final, estando 25 partidos sin perder, con 3 empates y 22 victorias. Goles encajados 37 con promedio de 1,56 por partido y goles marcados 134 con promedio de 5,68 por partido, cerrando la temporada con 13 puntos más que el segundo clasificado. A Carlos Cesar Núñez le hemos preguntado por el momento dulce que está viviendo y por un futuro hay que recorrer y que pasa por la Copa de Qatar y la Copa de Asia que se disputara en Julio en Vietnam.



 

El fútbol sala me está dando la oportunidad de crecer como persona, de conocer distintas culturas de las que cada día aprendo

Campeón de liga en Qatar, después de llegar en diciembre de la temporada pasada y tras perder la liga anterior en el partido de desempate, haciendo una segunda vuelta espectacular ¿Qué supone para ti el logro de este título?
Cada temporada es diferente. Creo que todo está siendo  fruto del trabajo, como siempre. La temporada pasada no fue justa con nosotros en un año muy complicado, si hacemos referencia a la liga. Por otro lado ganar esta liga no era más que nuestra obligación. Tener la mejor plantilla nos obligaba a ganar, y ganar no sólo por calidad. El grupo ha trabajado de forma excepcional. En los momentos malos, que los hemos tenido, hemos sabido mantenernos en el camino que habíamos decidido tomar. Eso ha permitido que tuviésemos una gran regularidad en todos los aspectos, tanto dentro como fuera de la pista. Las ligas se ganan siendo regulares.
 
El principio de temporada no fue bueno para tu equipo, ya que perdisteis la Open Cup, pero el equipo ha rozado la perfección en liga, donde solo habéis cedido dos empates y una derrota,  sacando 13 puntos al segundo  ¿Cómo valoras la temporada que habéis realizado?
Esta pregunta es muy de nuestro mundillo. Efectivamente, la Open Cup no pudimos ganarla aunque fuese uno de los objetivos. A veces no depende de nosotros. En nuestro caso recibimos a la mitad de la plantilla justo el día antes de comenzarla y en condiciones poco adecuadas para afrontar esa competición, lo que nos costó un empate y quedar fuera por penaltis. Pero como dije antes, más allá de afectarnos lo utilizamos para saber qué teníamos que hacer. Y lo primero fue recuperar el estado de forma de los jugadores que no era el adecuado por problemas ajenos a Al-Rayyan. A partir de ahí y tras un inicio irregular conseguimos entrar en la dinámica que nos llevó al título. Muy contento sobre todo por el enorme trabajo que los chicos han realizado y que, nadie más que el entrenador y los directivos hemos podido ver día a día.
 
¿Qué tiene este Al Rayyan para  cosechar estos números?
Sobre todo, unos jugadores de altísima calidad. La calidad no es sólo tener un buen pase, un buen regate o entender bien el juego. Calidad es todo, y en ese todo incluyo lo más importante, una gran actitud para el trabajo. Insisto en lo anterior, nadie ha visto el brutal trabajo que los chicos  han realizado. Cada partido ha sido de una intensidad elevadísima y nos han castigado muchísimo. Constancia y creer en lo que hacíamos sin romper el grupo, más allá de los pequeños problemas que nos pueda aportar el día a día. Al margen de todo esto ha sido la primera temporada en la que hemos acabado la liga con cero lesiones de los jugadores de mayor peso. Ninguno se ha perdido ningún partido por lesión o sanción, algo que sí le ha ocurrido a los demás. Por tanto esa gestión nos ha dado muchísimos puntos aunque parezca algo irrelevante.



 

Ahora queda la Copa para cerrar una temporada de sobresaliente ¿tras lo visto crees que estáis en la obligación de ganarla?
Estamos en la obligación de entrenar y jugar lo mejor posible para poder ganarla. Claro que partimos como uno de los favoritos al ser uno de los equipos grandes de Qatar, pero la Copa si algo tiene es que le da opciones al resto. Ahora la regularidad no es un factor determinante y si saber competir los partidos, sólo tres. No se nos dan mal los torneos cortos en general, pero debemos asumir con humildad que el resto van a ver incrementadas sus opciones al disputarse en muy pocos encuentros. Todo es posible a un partido.
 
Tras el papel que hizo tu equipo la pasada temporada  en la Copa Intercontinental, este año os toca la Copa de Asia ¿crees que podréis ser un equipo a tener en cuenta?
Eso no dependerá directamente de mí. La Copa de Asia es otra historia. Nuestra liga no es lo suficientemente competitiva como para colocarnos en un nivel adecuado para competir con algunos de los equipos de Asia. Pero, sí estamos en un momento en el que, si nuestros directivos quieren, podemos conformar un equipo similar al que disputó la Intercontinental, lo que aumentaría de manera clara las opciones de poder realizar una gran Copa de Asia. Una buena preparación, y, reforzar la plantilla va a ser fundamental. En Qatar hacer planes es complicado, muy complicado.
 
¿Cómo se plantea el futuro Carlos Cesar Núñez?
Mi futuro de momento está aquí. Tengo un año más de contrato y estoy contento. Lo que ocurrirá más adelante nadie lo sabe. El fútbol sala me está dando la oportunidad de crecer como persona, de conocer distintas culturas de las que cada día aprendo. Qatar en particular siempre me ha tratado muy bien y estoy aquí hace ya cuatro años. Totalmente adaptado y con una mayor experiencia para poder seguir desarrollando mi trabajo. Este país tiene mucho margen de mejora, otra cosa es que desde arriba nos dejen.
 
La última vez que hablamos manifestaste que tal como estaba el futbol sala en España no te apetecía volver ¿sigues pensando igual?
Sigo pensando lo mismo. Cuando hablo con algunos compañeros siento mucha tristeza. Me duele ver lo que está sucediendo ya que soy de los que piensa que, con un poco de ganas, imaginación, inquietud se podrían hacer muchísimas cosas. Es lo que hay por mucho que nos vendan. Pero en realidad es nuestra responsabilidad por permitirlo.