¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Formulario de acceso

Sergio Mullor / Mezei Vill FC Berettyoujfalu

Sergio Mullor cambio el pasado verano Qatar por Hungría, de formar parte del cuerpo técnico de la selección catarí a ser técnico del Mezei Vill FC Berettyoujfalu húngaro. Actualmente su equipo es líder de la competición, con una primera vuelta casi inmaculada y el próximo día 29 disputa un importante partido contra el segundo clasificado –Raba ETO- (finalista de la Final Four de la Copa de Europa al que en caso de victoria le puede sacar 7 puntos. Al técnico almeriense le hemos preguntado cómo está siendo su temporada por tierra húngara.
 
¿Cómo es la vida de Sergio Mullor por tierra húngara?
Una vida totalmente diferente a la de los últimos dos años en Qatar, en primer lugar por la actividad deportiva, el trabajo del día a día en un club es totalmente diferente a una selección y más, si es una selección como la Qatari. La vida aquí es más parecida a la que acostumbrábamos en España, salvo que muchos fines de semana tenemos que entrenar, ya que la mayoría de los partidos cuando somos visitantes se juegan en lunes, cuando somos locales, decidimos jugar los viernes (ambos son los días elegidos para la competición).
También es diferente el ocio familiar,  Hungría es un país fantástico, que tiene rincones espectaculares y los ratos libres intentamos visitar cosas nuevas con la familia, aunque ahora el frío no nos permite hacer todo lo que querríamos.
Los peques están en el colegio, adaptándose a las nuevas costumbres y a la lengua viviendo experiencias magnificas que seguro en el futuro van a agradecer.
 
¿Qué te llevo de Qatar para entrenar al Mezei Vill FC Berettyoujfalu de Hungría?
Las ganas de seguir creciendo y mejorando en nuestro deporte. En el segundo año en Qatar, notábamos que nuestro proyecto se estaba agotando, no por nuestro empeño y trabajo, sino porque ellos tampoco le daban mucha importancia al futbol sala (a la vista está, que a día de hoy aún no ha comenzado ni la liga). Tenía ganas de salir de allí y me surgió esta oportunidad, hablamos y en abril hice un viaje relámpago para firmar aquí.
Como he dicho en otras ocasiones, volver a Europa era una prioridad, para intentar hacer cosas buenas que me acerquen poco a poco a España en un futuro.
 
¿Cómo es el Mezei Vill FC Berettyoujfalu?
Mezei Vill es una familia. Desde mí llegada aquí no tengo más que palabras de elogio a todas las personas que he conocido, desde el presidente, director deportivo, director institucional y trabajadores del club. Todos siempre tienen algo que aportarte, siempre he creído que el idioma era un impedimento, pero con el paso del tiempo aquí, lo que he comprendido que el impedimento somos las personas. Aun así tengo un ángel de la guarda aquí, mi fisio, que es quien salva todos mis muebles, creo que tenemos una media de 5 o 6 consultas diarias para ayudarme con el idioma. Colegio, casa, tareas de nuestra peque, etc.
En cuanto a la plantilla, encontré un grupo de jugadores muy dispuestos al trabajo, encontré unas personalidades muy distintas a lo que había vivido en España y por supuesto contrapuestas con las que traté en Qatar. Estoy teniendo que destruir la barrera de la distancia que ellos ponen entre entrenador y jugador, no entienden que pueda ser diferente al ordeno y mando, pero a poco a poco va cuajando el nuevo modelo.
 
El idioma como lo llevas ¿está siendo un obstáculo para poder comunicarte?
Lo decía en una respuesta anterior, el idioma a veces es solo una excusa que ponemos para la comunicación. Es cierto que es muy difícil llegar algunas veces al jugador cuando quieres decir algo y no sabes el idioma del mismo.
En nuestro vestuario yo me dirijo a mis jugadores en inglés, y mi fisioterapeuta lo traduce al húngaro, a parte tengo varios jugadores que entienden perfectamente el ingles, por lo que a veces detalles técnicos que el fisio no entiende porque no es un experto en futsal ellos alcanzan a explicar.
Me había propuesto aprender el húngaro, pero es imposible, es un idioma súper difícil y el tiempo en el día no me alcanza.



 

Y del futbol sala húngaro ¿Cómo ves su proyección?
No es la primera vez que hay un entrenador español, Jordi Illa, Fede Vidal, David Madrid, Marcos Angulo y ahora Javi Rodríguez ya han trabajado aquí, además de que el actual seleccionador es Sito Rivera, que hace su cuarta temporada, por lo que todos han puesto su granito de arena para su evolución. También es cierto que el entrenador húngaro está interesado en el crecimiento y quiere evolucionar y lo terminarán consiguiendo, aunque seguramente no a la velocidad que desean, puesto que salvo nosotros y Raba ETO, los demás equipos son amateur y muchos jugadores compaginan el futbol con el futbol sala lo que hace que haya menos entrenamientos semanales y al final retrase su proyección. Pero hay jugadores de muchísima calidad técnica que en cuanto empiecen a entender el juego pueden dar un paso adelante.
 
Entrando en la competición ¿Cómo es su desarrollo al tener diez equipos?
Al ser solo 10 equipos la competición sería muy corta en caso de hacer una liga normal y corriente, por lo que deciden hacer una liga regular, 18 jornadas que dura hasta la primera semana de marzo y después unos play off, donde los 10 equipos volvemos a participar en otra mini liga, divididos en dos grupos de 5. El campeón de cada grupo se enfrentaría en una final a 5 partidos.
En esa liga el primero de la liga regular parte con una ligera ventaja en puntos, aunque en mi opinión es demasiado corta para los méritos que se habrían hecho en la primera parte del campeonato.
La ventaja de hacer este formato es que los jugadores están compitiendo hasta junio por lo que solo tienen un mes de descanso. En segunda división española, vemos jugadores que terminan la competición a finales de abril y no vuelven hasta agosto, por lo que son muchos meses de parón. La parte negativa es que no veo mucha ventaja para los dos mejores del campeonato regular, y durante el play off vas casi con la soga al cuello.
 
El Mezei Vill FC Berettyoujfalu es líder de la competición ¿que has cambiado para que lleve este buen recorrido?
Estamos intentando cambiar la mentalidad, tenemos un equipo en el que hay muy buenos jugadores, pero no terminaban de creérselo, ya que han vivido muchos años a la sombra del todopoderoso Raba Eto e incluso en las dos últimas temporadas por detrás de Dunaujvaros. Hemos reforzado al equipo con gente extranjera, lo que ha hecho que mejore nuestro nivel, no solo por lo que ellos, los nuevos, están pudiendo aportar, sino porque eso obliga a que el jugador local se esfuerce y compita más en el día a día.
Lo más importante es el convencimiento de todos de que nuestro camino solo es trabajar e intentar conseguir resultados y si estos no llegan solo hay que trabajar más de lo que hemos hecho, no tenemos prisa ni presión por ganar las cosas llegaran solas.
 
Con tu llegada también firmo con el equipo húngaro Javi Sánchez ¿Qué os está aportando el jugador cordobés?
Sinceramente, Javi es un jugador de 1ª División española, tiene calidad, sacrificio y humildad. Es un jugador que a simple vista puede no destacar, ya que lo que aporta es un trabajo tremendo en el día a día y en la cancha nos da mucha movilidad, llegada y gran defensa en primera línea.
Nos está aportando gol y asistencias. Yo desde que me enteré que no seguiría en Real Betis decidí llamarle para formar parte de este proyecto y aunque le costó dar el último paso, creo que ambos estamos contentos con los 5 meses que llevamos. Su aportación es tan importante que el club ya está decidido en que debemos de renovarle.
 
En tus planes de futuro como entrenador ¿pasa por estar mucho tiempo en Hungría?
Hubo un momento en que me dio la prisa por volver a España, estando en Qatar, sentía la necesidad de volver y entrar otra vez en la rueda de entrenadores que se mueven por los clubes, pero como dije algún tiempo atrás para poder volver allí, primero hay que hacer méritos en el exterior y aun así, nadie asegura que pueda ser factible.
Ahora no tengo prisa, tengo contrato aquí, mi familia esta cómoda y estoy disfrutando de una experiencia de vida increíble. Estar lejos de la familia y amigos es duro, pero tengo cerca a mi mujer e hijos y ellos están felices, de lo contrario no dudaría en que hay que volver.
No quiero decir con esto que si tuviera una oportunidad para volver no la sopesara, pero creo que cada vez se hace más difícil.
 
¿Desde la distancia como estás viendo los equipos andaluces que militan en la LNFS?
Lo de Jaén, ya no es un secreto, lo que reinventa cada año Dani Rodríguez con los suyos es impresionante, situación impresionante en liga, semifinales de copa, este año están consiguiendo los frutos de muchos años de trabajo, puede terminar con algún título o no, pero no hay más que quitarse el sombrero con ellos.
Y si de otro hay que estar especialmente orgulloso como andaluces es de UMA Antequera, pase lo que pase en verano, durante el invierno nos dan muchísimas alegrías, cumpliendo con creces sus objetivos y porque no, haciendo soñar a todos con un posible ascenso.
El papel de Mengibar y Córdoba en esta temporada también está siendo buenísimo, estoy seguro de que van a disputar hasta última hora una plaza de play off, mientras que Betis, que es quien parece que no está en su mejor momento, aún no ha dicho su última palabra, ya han iniciado la reacción, necesitaba enlazar algunas victorias seguidas y lo está consiguiendo, ahora que tienen el play off y el ascenso directo a tiro seguro que no bajan de ahí porque tienen argumentos para ello.
 
Para finalizar… algo que quieras añadir.
Como siempre dar las gracias a Futsalsur, año tras año continuáis en la lucha y eso es digno de agradecer. Los que estamos tan lejos agradecemos todo vuestro esfuerzo. También me gustaría aprovechar para felicitar el crecimiento del futsal andaluz a nivel federativo, desde la distancia se ve un aumento en todo, mejor organización, más trabajo y todo eso hace que el futsal andaluz tenga más visibilidad en el exterior.
 
Fran Gago