¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Formulario de acceso

Fútbol Playa; un forúnculo para el fútbol y fútbol sala

Verano tras verano la gente coherente del fútbol sala ha tenido claro que los llamados maratones o 24 horas son una situación incontrolable, que solo lo soliviantaría el tener a los jugadores asalariados los 12 meses del año, algo que solo se permiten muy pocos clubes no profesionales en el territorio nacional. Un jugador que esta liberado de su club en el periodo estival es libre de hacer lo que le plazca aunque eso luego vaya en perjuicio de la pretemporada que tiene que realizar para estar lo mejor posible en una dura temporada. Situación rocambolesca para los clubes debido a la situación económica, que desde hace unos años le ha salido un competidor como es el fútbol playa con el beneplácito de la RFEF, que se aprovecha de la situación económica de los clubes para manejar a los jugadores a su antojo deportivo sin ningún tipo de escrúpulos de cómo pueden quedar los jugadores de cara  a sus pretemporadas.
 
El circo en el que se ha convertido el fútbol playa está siendo muy útil para que dirigentes federativos futboleros tengan la oportunidad de disfrutar de unos días de vacaciones, figurar por las playas, hoteles de nivel y terrazas acompañados de buena alimentación, sin valorar el daño que sufren las pretemporadas  del rey fútbol y fútbol sala modesto gracias a la organización de  competiciones oficiales días antes del inicio de las pretemporadas. Todo sería lícito si todos los deportistas que realizan esta modalidad deportiva tuviesen sus licencias exclusivas para tal efecto. Pues no, mientras que entre el fútbol y fútbol sala no puede haber duplicidad de licencias, en el circo de la arena hay barra libre para que no decaigan las vacaciones suculentas hasta el punto que las distintas territoriales hacen firmar a los clubes un documento para apañar al jugador para la ocasión. Tremendo, y lo manifestó tan categóricamente debido a que es una  situación que no desean  los clubes menos pudientes quedando a los pies de los caballos ante el jugador, que por lo habitual es egoísta y en el momento solo mira su ombligo. 
 
Si faltan jugadores de calidad para el circo de playa y hay que tirar de licencias de fútbol y fútbol sala, la RFEF debería buscar fechas idóneas que no sean lesivas para los clubes.  El avaro que acumula riquezas suele hacerlo sin escrúpulos, y esa línea no la debe de seguir un ente federativo que esta para servir y no para servirse. Querer abarcar cuantas más competiciones mejor a cualquier precio no es lícito, y dice poco de los dirigentes que tiene el fútbol. Siempre debería imperar los intereses de los clubes que ellos representan, y con las fechas utilizadas para el circo de la playa 2021 no han estado muy brillantes.
 
Una pregunta que me hago ¿para colocar un campeonato en arena de playa seca, compitiendo descalzos, días antes del inicio de la pretemporada han consultados con profesionales como pueden ser entrenadores, preparadores físicos y recuperadores?  Nosotros sí hemos hecho una pequeña encuesta con deportistas del concierto nacional  muy preparados. No publicamos sus nombres debido a que no lo consideramos oportuno.



Encuesta
 
ENT: Está situación puede tener dos lecturas los entrenadores, preparadores físicos y clubes que no lo vean bien o entiendan que puede ser contraproducente. Pero hacer deporte y no perder el 100 %  de la condición física es algo que se valora que el jugador tenga un descanso activo sin llegar a la fatiga. Realizar otro tipo de actividades como actividades bicicleta, pádel, algún maratón playa… Los jugadores saben las exigencias de la pretemporadas y no quieren es llegar peor que sus compañeros. Ellos son conscientes en muchos de los casos lo que sí está claro es que 15-20 días antes de la pretemporada no debería asumir riesgos innecesarios que les puedan joder la temporada, los clubes si está en sus posibilidades también deberían tenerlo en cuenta y poner alguna cláusula  para controlar ese aspecto (es complicado) pero la mentira  también

PF: Partiendo de la base de que jugar en arena seca de playa es muy machacante a nivel intramuscular, ya que no existe componente reactivo (sólo existe contracción excéntrica, no concéntrica o apenas concéntrica) me parece poco aconsejable para un jugador de fútsal, pero si además lo hace apenas a una semana - semana y media de comenzar me parece muy arriesgado principalmente porque este tipo de contracción requiere de mucho tiempo de recuperación pero fundamentalmente porque existe mucho riesgo de lesión en el cambio tan drástico de superficie y contracción predominante... Y con el añadido de q este tipo de contracción enlentece al jugador y el futsal requiere precisamente lo contrario. Además añadiría que el fútbol playa, por su naturaleza de jugarse descalzo, es un deporte muy lesivo y si te lesiona a una semana de pretemporada es poco responsable.
 
RC: Practicar futbol playa dentro del programa de entrenamientos de la pretemporada es muy beneficioso para el jugador de futbol y futsal Practicando deporte en la playa conseguiremos un mayor tono muscular a la vez que aumenta nuestra resistencia aeróbica. Al ser la arena un terreno inestable, provocará que realicemos mayor trabajo de piernas y, por tanto, la intensidad de la zancada será mayor. Esto se traduce en un mayor consumo de energía por parte del organismo. Esto es beneficioso en el trabajo controlado de la pretemporada.  Este mayor esfuerzo se traducirá en un aumento de la fuerza muscular. Los músculos tendrán que emplearse más a fondo para vencer la resistencia extra que ofrece la arena. Esto de manera controlada sin la presión de la competición beneficiará a largo plazo. La arena seca tonifica piernas y glúteos aumentando la quema de calorías y mejorando la respiración facilitando el aporte de oxigeno por parte del organismo.  No obstante, y teniendo en cuenta la inestabilidad de la arena ya mencionada, la actividad física los primeros días no será igual de cómoda que en cualquier otra superficie. Deberemos hacer un esfuerzo para vencer la resistencia, por lo que, si ejercemos la misma fuerza que sobre suelo duro, el riesgo de lesión es mayor. La lesión, además aparecerá de la manera más inesperada, ya que la arena de la playa puede hacer que la tensión articular sea elevada y suframos daños como la tendinitis. Por ello, y para evitar daños más graves es aconsejable no abusar de esta práctica, ya que al ser un terreno dificultoso para jugar al fútbol puede llegar a generar algún tipo de lesión o sobrecarga de músculos. También si realizamos ejercicio durante mucho tiempo puede llegar a deshidratarnos. Con estos argumentos realizar una competición de futbol playa a pocos días de iniciar una pretemporada, se antoja poco menos que muy arriesgada. Futbol playa como medio dentro de la preparación del jugador de futbol profesional es muy positivo. Futbol playa como competición previa al inicio de pretemporada es desaconsejable. Cualquier actividad de competición es desaconsejable en la antesala del inicio de una pretemporada.
 
ENT: Si hablamos de un jugador profesional de fútbol o de fútbol sala, obviamente no creo ni que su contrato lo permita. Estaría saltándose alguna cláusula de su contrato casi con total seguridad. Si atendemos a factores relacionados con la preparación física, no creo que jugar a fútbol playa sea la actividad más recomendable para un periodo transitorio (entre una temporada y otra) debido al riesgo elevado de lesión o sobrecarga que implica. Pero te digo fútbol playa como te diría jugar maratones de futsal igualmente.
 
PF: Lo veo lamentable y muy poco profesional, además de una enorme irresponsabilidad y gran falta de respeto por parte de los jugadores y técnicos (fisios, PF, delegados, utillero, etc…) si tienen constancia y lo permiten.
 
ENT: Eso siempre paso con los maratones o 24 horas, lesiones por doquier o llegaban rotos y se lesionaban al empezar la pretemporada. Principal pregunta es si cobran 12 meses, porque si los meses entre final y comienzo de temporada no están con contrato ni dados de alta es error grave del club y si lo están error tremendo y sancionable del jugador. Hay clubes y entrenadores que lo saben y lo tapan. Ellos mismos.
 
ENT: En primer lugar no entiendo por qué un jugador de fútbol no puede jugar a fútbol sala y si a fútbol playa, dos varas distintas   de medir, y perdemos muchos jugadores de buen nivel para nuestro fútbol sala. Respecto a jugar una competición 10 días antes de iniciar las pretemporada, es lo de siempre no piensas en los deportistas ni en los clubes, que son los que pagan a muchos de ellos, la planificación es lamentable a nivel federativos.



Podríamos seguir dando opiniones diversas, pero todas coinciden en el fin que tratamos. Después de lo visto nos queda un consuelo, el daño que haya podido ocasionar el circo playero no ha sido masivo.
 
Fran Gago