¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

# Equipo PJ PG PE PP PTS
1 CERR 30 27 1 2 82
2 ITEA 30 24 2 4 74
3 CEUT 30 18 6 6 60
4 XER 30 18 4 8 58
5 PFS 30 17 1 12 52
6 SCON 30 13 9 8 48
7 STIL 30 12 6 12 42
8 KENT 30 12 4 14 40
9 COIN 30 11 6 13 39
10 TFS 30 11 3 16 36
11 BETB 30 8 10 12 34
12 INF 30 9 7 14 34
13 GAD 30 9 5 16 32
14 BUJ 30 8 3 19 27
15 PALO 30 5 1 24 13

Antonio Moreno / ITEA Automatismos CD

Olvidada la derrota en Badajoz, el cierre granate aboga por pelear el campeonato hasta que las matemáticas digan lo contrario.  No hay quien mine la moral del Itea Automatismos CD. La derrota del pasado sábado en Badajoz no ha sido obstáculo para que los granates continúen fieles a su fuerte mentalidad ganadora. Mientras las matemáticas no digan lo contrario, los pupilos de Antonio García proseguirán con su intento de captura del liderato, el cual se halla a seis puntos. El próximo sábado dicha distancia podría aumentar ya que el cuadro cordobés, pese a disputarse jornada en el grupo 5, ha pospuesto su partido en Vista Alegre ante el Xerez Toyota Nimauto al viernes 17 de marzo. Dicho fin de semana habrá descanso competitivo para el resto de contrincantes.

Antonio Moreno, uno de los veteranos de este Itea, reconoce una vez transcurridos varios días del choque en tierras extremeñas, “haber merecido más ante Cerro Reyes FS. Fuimos muchos minutos por delante, si bien faltó esa pizca de suerte necesaria en momentos puntuales, esa que te hace ganar partidos e, incluso, ligas. Nos marchamos con una sensación agridulce, aunque no podemos reprocharnos absolutamente nada. Lo dimos todo sobre la pista. Fuimos valientes y fieles a nuestro estilo al no conformarnos con el empate en los últimos minutos”.

El cierre granate es consciente de que “el equipo no depende ahora de sí mismo para alcanzar el primer puesto. Pero como bien dice nuestro míster, hasta que haya posibilidades estaremos ahí. Ni mucho menos va a decaer nuestra ilusión y dedicación. La temporada, en líneas generales, está siendo de sobresaliente. El llegar a estas alturas en esta situación clasificatoria cuesta mucho: equipos muy difíciles, sobreponernos a bajas importantes, lesiones…”.

A nivel personal, y pese a encontrarse actualmente bien físicamente, Moreno se lamentaba de la “mala suerte tenida con las lesiones, las cuales han impedido tener cierta continuidad dentro del equipo. Ese aspecto me ha privado de poder ayudar a mis compañeros todo lo que me hubiera gustado”.