¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

# Equipo PJ PG PE PP PTS
1 CEUT 27 23 2 2 71
2 EJI 27 21 1 5 64
3 MELS 27 15 5 7 50
4 PFS 27 14 5 8 47
5 COIN 27 14 5 8 47
6 BETB 27 12 6 9 42
7 CAD 27 12 4 11 40
8 JER 27 11 5 11 38
9 SCON 27 11 2 14 35
10 FCAR 28 9 3 16 30
11 XER 27 8 5 14 29
12 CARR 27 9 2 16 29
13 KENT 27 7 3 17 24
14 ALC 27 6 4 17 22
15 BUJ 27 1 8 18 11

Mario Gallardo / UA. Ceuti

La Unión África Ceutí podría proclamarse campeón del Grupo V de la Segunda División ‘B’ de fútbol sala antes de que finalice la temporada. Un hecho que podría haber desatado la euforia de la plantilla del cuadro unionista pero, al menos de puertas para afuera, no parece que sea así. O eso transmite Mario, uno de sus jugadores.
 
El joven jugador de 23 años Mario Gallardo Juliá, a falta de 6 partidos para que concluya el campeonato de Liga, valoró cómo se está viviendo la temporada en el seno del cuadro unionista: “Está siendo muy buena a nivel colectivo”. Mario aseguró que el grupo está muy unido y “mirando hacia el mismo objetivo” que no es otro que el ascenso de categoría. Aunque cada vez se vea más cerca ese ascenso, Mario afirmó que los 6 partidos que tienen pendientes hay que tratarlos como “finales”, sobre todo porque de nuevo se para la competición y tendrán que afrontar, cuando se reanude, “tres partidos que pueden ser definitivos” para cumplir el objetivo del ascenso.
 
Pero el plano colectivo no siempre coincide con el personal, aunque es este caso parece que sí. Mario está intentando hacerse con la confianza del ‘mister’ Rachid y “hacerme con más minutos en pista” que para Mario son los que se merece por su trabajo no sólo durante los partido, también en los entrenamientos.
 
Dada la competencia existente entre los jugadores del Ceutí, debido a su calidad, no todos ellos disfrutan de los minutos de juego que desean, pero Mario aprovecha cada momento de los que está en pista. Pero con todo Mario está convencido de que la temporada está siendo “casi perfecta”.
 
Mario, que llegaba al Ceutí tras estar en Torremolinos y en el Victoria Kent, ha podido comprobar la calidad que atesora la plantilla de su equipo y para él es de las mejores de la categoría, y casi un “súper equipo” por lo que es consciente de las dificultades para hacerse con más minutos.
 
Mario Gallardo Juliá se convertía en la tercera incorporación de la UA Ceutí de para la temporada 2018-19. El jugador ceutí regresaba al equipo de su ciudad después de 3 años en tierras malagueñas en la que se labró un nombre en el mundo del fútbol sala.
 
Se marchó a Málaga por lo que muchos jóvenes ceutíes, los estudios, pero no dejó de lado su pasión por el fútbol sala por lo que se enroló en las filas del Torremolinos FS de Tercera División, una temporada. Su buena temporada con el conjunto de la Costa del Sol le sirvió para dar el salto de categoría firmando por el Victoria Kent. Dos temporadas en Málaga y el regreso a casa, donde uno no siempre es profeta en su tierra.
 
Mario aseguró que cuando se es un niño “ y estás jugando en categorías inferiores siempre te ves jugando en el primer equipo de tu ciudad” y como desde siempre le gustó el fútbol sala se veía jugando en el ‘Ceutí’. Pero como ya hemos dicho, por motivos de estudios tuvo que dejar Ceuta.
 
Mario Gallardo se formó en las filas del ‘Natación’ hasta la categoría cadete. Ya en juveniles pasó al equipo juvenil del Ciudad de Ceuta. Una decisión que le permitió debutar en el primer equipo, con el Ceutí, por el acuerdo de filialidad entre ambas entidades. En el Ciudad de Ceuta estuvo dos temporadas para jugar un año en el conjunto unionista.
 
Pero el pasado verano el club unionista se hizo con sus servicios y pese a su juventud ha contado en el esquema de Rachid. “Se me presentó la oportunidad de jugar en Ceuta, mi ciudad y con muchos de mis compañeros de antes algo que me produce mucha alegría”.
 
Es un sueño para cualquier equipo el no sufrir en las últimas jornadas del campeonato liguero. Son muchas jornadas de entrenamientos y muchos partidos y kilómetros acumulados en el cuerpo para jugarse todo a una carta en el último momento, ya sea por evitar un descenso o para cantar un alirón. Así que Mario confía que los siete punto de ventaja que tienen sobre El Ejido sean más que suficiente para proclamarse campeones de Liga antes del 25 de mayo cuando tendrán que viajar a Melilla para enfrentarse al Melistar.
 
Para Mario quedar campeón y celebrarlo con la afición que les ha arropado durante la temporada sería “lo más bonito” sobre todo si el 5 de mayo, fecha elegida para disputar el aplazado con El Ejido, ganasen “seríamos campeones de forma matemática y creo que cantar el alirón ganándole a máximo rival de este año se convertiría en el partido y en el momento perfecto de la temporada”.
 
Susana Iñesta