¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

# Equipo PJ PG PE PP PTS
1 XER 30 21 5 4 68
2 COIN 30 20 5 5 65
3 CERR 30 20 4 6 64
4 MELS 30 16 4 10 52
5 EJI 30 15 5 10 50
6 CEUT 30 15 3 12 48
7 PFS 30 14 4 12 46
8 BETB 30 13 3 14 42
9 ALC 30 12 4 14 40
10 KENT 30 12 3 15 39
11 SCON 30 10 7 13 37
12 FIN 30 10 7 13 37
13 BAE 30 12 3 15 36
14 INF 30 9 6 15 33
15 GAD 30 3 3 24 9
16 STIL 30 4 2 24 0

Actualidad / Segunda B

El CD. Bayyana no estará esta temporada en Segunda B. El conjunto rojiblanco en la mañana de hoy volverá a enviar al CNFS su decisión de no participar en la categoría.  La única diferencia con la vez anterior es que solo lo hará el club almeriense, que se ha encontrado con demasiados problemas tanto económicos como deportivos lo que les impide particpar en la competición.
 
Otro de los equipos que se podría caer del cartel es el Centro Penitenciario de Melilla. Desde la ciudad autónoma la información que llega no es nada halagüeña pues el conjunto penitenciario –que en este aspecto solo tiene el nombre- tiene  muy pocos recursos económicos, y como no llegue alguna subvención especial lo tendrá muy complicado. Ojala puedan resolver sus problemas, pero de lo contrario por el bien del resto de equipos si la situación es negativa cuanto antes se renuncie a competir mejor para todos, pues con dos equipos menos el CNFS tendría que hacer un calendario nuevo bajo petición de los 14 equipos que conforman el grupo. 
 
CAFS
 
En el día de ayer los 13 equipos andaluces que militan en Segunda B, recibieron un correo del CAFS citándolos para el próximo lunes a las 11:30h –hora poco propicia cuando los que viajan son los demás-. Las explicaciones que Miguel Sarria y Antonio Muñoz –vicepresidente deportivo de la RFAF- quieren darle a los clubes,  es que el CNFS –Antonio Escribano- no aceptaba la propuesta  enviada por los 13 clubes, en la que proponían crear dos  subgrupos con el fin de que los gastos fueran menores para ellos a lo largo de la temporada. Tampoco para hacer de vocero había que reunir a los clubes. Otra cosa es que el presidente del CAFS hubiese estado a la altura defendiendo los intereses de los clubes andaluces que son los que “supuestamente” representa. La cuestión es que la reunión para lo que se va a escuchar ya no tiene mayor importancia  y en el día de hoy los clubes si lo consideran oportuno podrían abortar la reunión. Aunque bien mirado tampoco estaría de más a los más cercanos, decirle al “presidente” en su cara que no ha estado a la altura apoyando y defendiendo a los clubes de su comunidad.
 
Con el objetivo prácticamente casi cumplido los clubes deben de pasar página y mirar hacia adelante con las miras puestas en el 13 de septiembre, o día 20 si son 14  equipos. De todo lo que ha sucedido ya escribiremos más detenidamente en los próximos días. Al Cesar hay que darle lo que es del Cesar.