¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Europeo 2018 / Cronica / Portugal - España

Desde los diez metros Portugal
destrona a España

Portugal: 3 André Sousa, Pedro Cary, Bruno Coelho, Joao Matos, Ricardinho; -cinco inicial- André Coelho, Tunha, Nilson Miguel, Fábio Cecílio, Márcio Moreira, Pany Varela y Tiago Brito.

España: 2
Sedano, Pola, Miguelin, Alex; -cinco inicial- Bebe, Joselito, Lin, Rafa Usin, Adolfo, Solano y Marc Tolrà.
 
Árbitros: Ondřej Černý (CZE) y Saša Tomić (CRO). Fueron amonestado Nilson Miguel y Rafa Usin.
 
Goles: 1-0 (1’) Ricardinho; 1-1 (19’) Marc Tolrá: 1-2 (28’) Lin; 2-2 (40’) Bruno Coelho; 3-2 (50’) Bruno Coelho.
 
Arena Stožice – Ljubljana. 10.000 expectores.



 

Demasiados errores y poca fortuna de cara al gol, dieron a Bruno Coelho la oportunidad con un doble penalti en el último minuto de la prórroga para que  Portugal se alzara con la victoria en la gran final de la Eurocopa. Los lusos destronan a España y se hacen con su primer oro.
 
Tal y como se intuía, el partido comenzó con un ritmo altísimo, y Ricardinho adelantó a los suyos en el 1’ al aprovechar un error de Miguelín en la salida de España. Era el séptimo tanto del astro luso en Liubliana. En el 4’ Portugal estuvo a punto de hacer el segundo en un nuevo error en defensa de la vigente campeona.
 
En el 9’ Bruno Coelho, uno de los más destacados de Portugal en la fase final, chocó con Rafa Usín y tuvo que abandonar la cancha de manera momentánea. Y acto seguido, Sedano sacó una mano magistral para evitar el tanto de Ricardinho desde su campo. España pudo empatar en el 15’, pero André Sousa detuvo el lanzamiento raso de Pola. Y poco después, Portugal cometía su quinta falta.
 
Y cuando parecía que se iba a llegar al descanso con la mínima ventaja de Portugal, Marc Tolrà hizo el 1-1 tras una buena combinación con Lin. En la siguiente jugada, Lin se marchó lesionado después de un esfuerzo defensivo. Con las tablas en el Arena Stožice se llegó al descanso.



 

España comenzó mejor el segundo acto, y Portugal se vio con tres faltas en el 24’, con todo un mundo por jugar. Pero los lusos no se amilanaron, y gozaron de varias ocasiones antes de llegar al 27’. La más clara fue un disparo de André Coelho al larguero de la portería defendida por Sedano. Antes, Joselito también se había topado con el palo. De nuevo la madera salvó a Portugal en el 29’, después de un disparo lejano de MIguelín que tocó lo justo Sousa.
 
El partido entró en una fase con alternativas para las dos selecciones, pero fue España la que mejor lo aprovechó. En el 32’ Miguelín asistió a Lin, ya recuperado, en una jugada ensayada y éste hizo el 1-2 a puerta vacía. Y en el 35’, Miguelín estrelló un doble penalti en el larguero.
 
El tanto obligó a Portugal jugar con portero-jugador los últimos minutos, y en el 38' obtuvo su recompensa con un tanto de Bruno Coelho. Con el 2-2 se llegó al final de los 40 mintutos, así que se llegó a la prórroga, dos tiempos de cinco minutos. Y Portugal con cinco faltas.
 
Miguelín tuvo la ocasión más clara del primer acto de la prórroga, pero Sousa sacó su disparo a bocajarro. Ya en el segundo acto del tiempo extra, Ricardinho cayó lesionado tras un forcejeo con Pola, y acto seguido Bebe estrelló la pelota en el palo. Las dos selecciones estaban ya con cinco faltas.
 
Y fue en un doble penalti como se decidió el encuentro. A falta de 50'' para el final, Bruno Coelho puso la pelota lejos del alcance de Sedano para sentenciar un vibrante duelo. Así pues, Portugal conquistó su primer oro en la Eurocopa.