¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

España - Brasil / Cronica / 1º Amistoso

España y Brasil dejan el desenlace
final para el Wizink Center

 

España: 2
Paco Sedano, Carlos Ortiz, Sergio Lozano, Miguelín y Juan Emilio (quinteto inicial) Jesús Herrero, Aicardo, Pola, Lin, Raúl Campos, Fernan, Adolfo, Tolrà y Rafa Usín.
 
Brasil: 2
Guita, Leo Santana, Dyego, Arthur y Ferrao (quinteto incial) Rodrigo, Gadeia, Marcel, Pito, Dieguinho, Nando y Leandro Lino. No utilizados: Roncaglio y Alex.
 
Árbitros: Eduardo Fernandes Coelho y Miguel Duarte. Mostró tarjetas amarillas a Arthur, Raúl Campos (23') y Diego (31')
 
Goles: 1-0. M. 15. Lin; 2-0. M. 32. Rafa Usín; 2-1. M. 34. Dyego; 2-2. M. 36. Gadeia

Pabellón Multiusos de Cáceres. Lleno, 5.200 espectadores. Paco Sedano jugó los cuatro primeros minutos, su partido número 71 con España en el año de su retirada. Recibió una placa y una camiseta de manos de Pedro Rocha, presidente del Comité Nacional de Fútbol Sala, y Fede Vidal. 



 

Fue puro espectáculo. Y lo que queda por vivir en el Wizink Center en Madrid el martes. Un desafío en toda regla. España y Brasil honraron al fútbol sala y protagonizaron un partido tremendo, para nada un amistoso, en Cáceres. Terminó 2-2 y queda el sabor agridulce de que los de Fede Vidal ganaban 2-0 a seis minutos del final. Fue lo de menos. Lo más importante es contemplar que el equipo está a la altura de los pentacampeones. Y en dos días se vuelven a ver las caras.
 
Delicioso, tremendo... Pongan el calificativo que quieran. Cada uno con sus armas, salieron con el pecho descubierto a ganar el desafío. El arranque del partido no pudo tener mayor carga de emotividad. Ahí estaba Paco Sedano, 'La Muralla', en la portería. Su larga estampa, su manera de moverse... Una pena su adiós al fútbol sala, aunque ahora en los despachos aporte muchísimo con su figura. Tenían cuatro minutos sus ex compañeros del Barça, el cuarteto de inicio más Guita, para aguarle la fiesta. Lo intentó Ferrao con un disparo seco. Ahí apareció Paco, como siempre.
 
Ese fue un partido ya de por sí solo. De cuatro minutos. La ovación de Cáceres, donde había ganado su último título, queda para la leyenda. Había mucho toro enfrente, un Brasil que venía de asolar a la Portugal de Ricardinho. Probó Adolfo a Guita, que estaba bien puesto. Con una intensidad bestial, España paró como pudo las embestidas cariocas. Si bien un larguero de Pito puso en vilo al pabellón y casi al protector del VAR, los hombres de Fede Vidal apenas sufrieron con el juego posicional de su adversario.
 
La ocasión más clara de los de Marquinhos Xavier en la primera parte llegó en una pérdida peligrosa que Dieguinho, con todo a favor, mandó al poste de Jesús Herrero. Desde ese sobresalto, España mandó en todo. Raúl Campos, con una movilidad tremenda, dio un aviso. Y después de que Pola provocase dos faltas en la misma arrancada, llegó el 1-0 en una combinación entre Lin y Campos, que hizo una pared de crack para plantar al segoviano ante Guita. Chutó al poste y envió a cámara lenta la pelota a las mallas. El Multiusos de Cáceres se vino abajo.
 
Se despidió La Muralla Paco Sedano y Jesús Herrero le hizo el mejor homenaje de todos con un soberbio partido, con paradas inverosímiles



 

Brasil se enfadó. Salió como un torbellino del descanso y España se cargó demasiado pronto de faltas. Lo pagaría caro en el tanto del empate, en el que Pito, el mejor de los que se vistieron de corto, pegó una arrancada tremenda sin que nadie le derribase porque era la sexta. Conectó con Gadeia y marcó el 2-2. Antes, Jesús Herrero las había parado de todos los colores. Hubo dos tremendas con los pies a Gadeia y Arthur. Otra a Dyego... Hizo el mejor homenaje posible a Sedano, saliendo de alargada sombra.
 
Daba la sensación de que se mascaba el empate. Pero España también tiene sus individualidades. Tras una doble parada de Guita, la última a Sergio Lozano, Rafa Usín cazó pieza. Aicardo rozó el tercero. El Pabellón se caía. Dyego y Ferrao hacían volar a Herrero... Y, de repente, llegó el 2-1 en una acción inesperada. Dyego lanzó a Brasil, pero el que estaba 'on fire' era Pito, que se marcó el jugadón del empate. Eso sí, España quería ganar. Rafa Usín amenazó a Guita, que quitaría la gloria a Miguelín a un minuto del final. Ambos equipos acabaron con portero-jugador buscando el triunfo. Gloria al futsal.
 
Nika Cuenca RFEF