¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Mundial Lituania / España - Portugal / Crónica

Solo queda resignarse; España de nuevo regresa a casa tras caer en cuartos

España: 2
Jesús Herrero (P), Ortiz (C), Adri, Adolfo y Raúl Campos. También jugaron: Juanjo (P), Marc Tolrà, Raya, Bebe, Mellado, Borja Díaz, Chino, Raúl Gómez y Solano.

Portugal: 4
Bebe (P), Cecilio, Coelho, Joao Matos y Ricardinho (C)). También jugaron: Vitor Hugo (P), Andre Coelho, Tomas Paco, Afonso, Zicky, Erick, Pany, Tiago Brito y Miguel Angelo.
 
Árbitros: Mohamed Hassan (EGI) y Khalid Hnich (MAR). Tarjeta Amarilla: Bruno Coelho (12'), Raya (17'), Bebe (P) (20'), Mellado (25'), Pany (33') y Andre Coelho (39').
 
Goles: 1-0 (22’) Adolfo; 2-0 (23’) Adri; 2-1 (31’) Andre Coelho; 2-2 (36’) Zicky; 2-3 (43’) Raya (p.p.); 2-4 (48’) Erick.
 
Vilnius Arena (Lituania). Partido de cuartos de final del Mundial de Lituania 2021.



 

España quedó eliminada en los cuartos por una Portugal que fue mejor en  momentos puntuales. El equipo dirigido por Fede Vidal sin un juego brillante mereció ganar a un rival que expuso poco, pero la fortuna le fue esquiva ante un contendiente que no perdonó y remontó un 2-0 para conseguir su billete para las semifinales.
 
La remontada de Portugal también tuvo polémica. Cuando mejor estaba España y con dos goles de ventaja, la selección lusa recortó distancias con una diana de André Coelho que vino precedida por una clara falta de Ricardinho a Adolfo. Pese a las protestas, los árbitros validaron el gol de forma incomprensible tras revisarlo en el monitor. Así son los fenómenos que en sus países dirigen ligas de barrios y por política FIFA dirigen mundiales, algunos lo más redondo que han visto ha sido un melón.
 
Allí empezó a descarrilar España, que hasta el momento estaba siendo mejor. Tras un inicio igualado, los goles llegaron en el segundo tiempo. Adolfo abrió el marcador con una preciosa vaselina y luego Adri sorprendió con una falta directa que hacía justicia al buen momento de España.



 

Pero llegó el 2-1 en un mal control de Herrero, y todo se torció. No es que Portugal se viniera arriba, pero sí supo castigar los pocos errores defensivos de la selección española. El gigante Zicky Té empató a poco del final con una jugada donde exhibió toda su potencia y forzó la prórroga ante una España que no decayó.
 
España salió con decisión en el tiempo extra, pero de nuevo la fortuna se alió con Portugal, que se vio con ventaja cuando Raya, intentando despejar, hizo una vaselina perfecta a Jesús Herrero.
 
Se la jugó España en los últimos minutos con portero-jugador pero sin chispa, las ganas no fueron suficientes para lograr su propósito. Pany castigó un error en el pase de Ortiz y decidió un partido intenso para meter a Portugal en semifinales.
 
España, al igual que en el último Mundial, volvió a decir adiós en los cuartos de final regresando con la cara cabizbaja.