¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Lluc / DFS. Puertollano

Lluc Parera ¨Lluc” afronta su segunda temporada con el equipo que dirige Marlon Velasco. Tras caer lesionado en el partido de pretemporada frente al Catgas Energía en el hombro derecho, el jugador catalán llegaba un poco justo a este inicio liguero pero, pese no estar a tope, pudo contribuir a que el equipo sumara sus primeros puntos de esta liga tirando de casta demostrando su implicación con el conjunto presidido por Gil Castilla. El joven jugador rojillo que este año será uno de los capitanes del equipo junto con Nano y Dani Colorado nos hace un repaso en este inicio liguero.
 
- ¿Cómo te encuentras de tu lesión?
     Voy mejorando, sigo con molestias y aún no estoy al 100%, pero ya estoy entrenando con mis compañeros con normalidad y voy entrando poco a poco en los partidos.
 
- ¿Cómo te estás viendo a nivel personal?
     A nivel personal sé que puedo dar mucho más de mí. Empecé con muchas ganas e ilusión con el equipo y me lesioné del hombro justo en el peor momento, cuando ya había pasado la fase de adaptación y empezábamos a competir a un nivel más alto. Ahora vuelvo a entrar poco a poco y voy encontrándome dentro de la pista, cogiendo sensaciones y compitiendo bien.
 
- Este año eres uno de los capitanes del equipo, ¿qué supone esto para ti?
     Para mí es un orgullo representar a estos jugadores, creo que tenemos un grupo genial y que trabajamos para ser mejores cada día. Espero transmitirles esas ganas y esa ilusión, además del sacrificio, esfuerzo y carácter competitivo que tengo.
 
- 1ª jornada y primera victoria liguera, ¿cómo viste al equipo?
     Aunque no mostramos nuestro mejor nivel, sacamos los tres puntos. Algo muy positivo para coger confianza y creer en el trabajo que llevamos haciendo para afrontar la liga con dinámica positiva. Tenemos muchas cosas que mejorar y aprender y no tengo duda que conseguiremos superarnos y llegar a un nivel competitivo muy alto. Era importante empezar con buena dinámica este inicio liguero y lo mejor que sacamos de Córdoba ha sido la victoria.
 
- No se pudo superar la primera eliminatoria de la Copa del Rey, ¿fue una pequeña decepción?
     Sabíamos que nos podía ocurrir algo así, no es la primera vez que nos pasa, pero esta vez estábamos esperanzados en poder llegar algo más lejos en la Copa. Unos malos minutos en la fase final de la primera parte nos condenaron el resto de partido.
 
- ¿Cómo afrontáis vuestro debut en casa ante vuestra afición?
     Con muchas ganas de hacer las cosas bien, competir a un gran nivel y continuar con dinámica positiva en liga. Lo afrontaremos con Nano algo tocado, con algunas molestias de Dani y sin Borja que sigue con su lesión en el gemelo. Tendremos que superarnos y sacar lo mejor de cada uno para dar la cara frente a un rival que ha demostrado ser muy competitivo.
 
- Te atreves con un candidato para el ascenso? 
     Ahora mismo no sería capaz de decirte. Pienso que el nivel de segunda ha subido considerablemente y que va a estar la cosa muy igualada. Creo que equipos como Betis, Burela o Valdepeñas se han reforzado para estar arriba y luchar para conseguir la liga, además de los dos filiales que sabemos que cada año se meten en puestos altos e incluso han llegado a ganar el campeonato.
 
- ¿Y qué puesto crees que ocupara el FSD Puertollano?
     Como ya he dicho, creo que va a ser una liga muy competida y que vamos a tener que trabajar muchísimo para sacar los partidos. Esperamos estar por encima de los puestos de descenso y trabajaremos para estar lo más arriba posible aunque sabemos que va a estar muy complicado. 
 
- Para concluir ¿algo para la afición?
     Animar desde aquí a todo aficionado que le guste el fútbol sala y quiera disfrutarlo. Decirle a la gente que nos ha estado siguiendo estos años que esta temporada se ha creado un equipo con mucha ilusión, con ganas de demostrar y crecer. Que seremos un equipo muy luchador y trabajador que se dejará la piel cada sábado en la cancha.